24 de febrero de 2014

Argumentos contrarios a la fecundación in vitro (FIV - IVF)


Un comunicante del blog me escribe para protestar contra un artículo que escribí hace unos meses en el que analizaba el caso de dos hermanos concebidos artificialmente a la vez, pero implantados para su desarrollo con cinco años de diferencia entre ellos. Para que la respuesta no quede perdida en los comentarios, escribo esta nueva entrada.

Mi amable comunicante me corrige en primer lugar por el título escogido, ya que no debería haberlos llamado “gemelos”, sino “mellizos”, al proceder de dos óvulos diferentes. Acepto la corrección, porque la RAE define al gemelo como aquellos individuos originados del mismo óvulo, lo cual no es el caso (son óvulos diferentes). No obstante, la propia RAE da “mellizo” como la primera definición de la voz “gemelo”. Y hay que reconocer que la RAE no contempla una definición para casos como este, en el que se fecundan a la vez varios óvulos, pero unos se congelan y deben esperar unos años hasta ser implantados. Si tienen surte, porque otros seguirán aún esperando, aletargados en el frío ambiente del nitrógeno líquido a -196º C… No procede, por tanto, la corrección semántica. Y desde luego, lo que no comparto de ninguna manera es el discurso que utiliza mi comunicante a favor de la FIV (fecundación in vitro), por usar en su defensa argumentos que parecían ya superados tras la II Guerra Mundial.

La tesis que defiende mi comunicante (común a la mayoría de los partidarios de la reproducción humana artificial) es que en la FIV (IVF, por sus siglas en inglés) lo único que se hace es aprovecharse de un desarrollo científico para conseguir algo que de otra manera no hubiera sido posible: El nacimiento de una nueva vida humana. ¿Cómo puede un defensor de la vida estar en contra de que se aproveche el avance científico para permitir el nacimiento de un nuevo ser humano allí donde la Naturaleza pone trabas? Sería, en opinión de los partidarios de la FIV, equivalente a oponerse a los avances médicos para curar una enfermedad. Sin embargo, la diferencia es notable: Por un lado, es perfectamente lícito utilizar los avances de la Ciencia para defenderse de las enfermedades. El conocimiento humano puede y debe tratar de dominar a la Naturaleza para proporcionar así una mejor calidad de vida al ser humano. Pero crear un nuevo ser de forma artificial es algo radicalmente distinto. El médico que cura una enfermedad corrige un problema físico, en un ser humano ya existente, hasta donde dicha corrección sea técnicamente posible, y siempre que ello no suponga un encarnizamiento terapéutico. Esto último sería condenable desde un punto de vista ético y de praxis médica. Por el contrario, el médico que reproduce en un laboratorio las condiciones para crear vida humana a partir de un óvulo y un espermatozoide no corrige la Naturaleza, sino que la sustituye, asumiendo en parte el papel creador de la misma, así como el de selector eugenésico. Tras producir varios embriones los analiza, arrancándoles una célula, para seleccionar entre ellos aquellos que están en mejor estado para ser implantados, tratando con ello de conseguir una mayor tasa de éxito, y congela al resto. ¿Cómo íbamos a esperar que seleccionara un embrión defectuoso para ser implantado? Sería como comprar una mascota de raza con un defecto que la imposibilitara para competir en los certámenes de belleza. O escoger un coche con un arañazo en todo el lateral. El que busca un hijo recurriendo a estas técnicas, lo quiero lo más perfecto posible (esperen a que podamos escoger marcadores genéticos que predispongan a un determinado carácter, y ya verán dónde acabamos con estas discusiones…)

Cada uno de nosotros es como es, fruto del azar en la maravillosa combinación de genes que nos dieron origen. En el mismo plano de igualdad que nuestros padres. Por eso no podemos reclamar contra nadie el hecho de haber nacido en un determinado momento y de ser como somos, más que al propio azar (o a Dios, para los creyentes). Por el contrario, el ser humano fruto de FIV, cual moderno Segismundo, sí que puede reclamar a sus padres por haberle provocado el nacimiento justo en ese momento (y o en otro) o por tener unas características fenotípicas específicas y no otras (“el delito mayor del hombre es haber nacido…”). Imaginemos un niño fruto de FIV que desarrollara una enfermedad: Nunca podrá saber si su enfermedad tuvo su origen en la manipulación a la que fue sometido durante su fase embrionaria o no.
El segundo argumento que utiliza mi comunicante a favor de la FIV es que, dado el tremendo (caro e incómodo) proceso a que se ven sometidos los padres para lograr un embarazo, los niños fruto de FIV son mucho más queridos y deseados que muchos de los otros niños nacidos “de forma natural”. Alguno de estos últimos es evidente que ni siquiera es querido, o es tan solo soportado, en el mejor de los casos. ¿Por qué, por tanto, oponerse a una técnica que produce frutos tan buenos, es decir, hijos tan deseados?
La clave está en considerar que tener un hijo es un derecho, en lugar de valorarlo como un don. El hombre considera que tiene derecho a tener hijos, en el momento que quiera y de la forma que quiera. Al margen de las limitaciones naturales. No ven al hijo como un don de la Naturaleza (de Dios) que en su maravilloso misterio contiene precisamente su característica más preciosa. Suele ocurrir que cuando el hombre se encuentra en la época más propicia para ser padre no desea serlo, y al contrario, lo desea cuando ya no puede serlo. Entonces es lógico acudir a pedir auxilio a la Ciencia, para lograr el cumplimiento de sus anhelos. Pero un hijo no es como una mascota, que uno puede querer en un momento dado y no en otro. No es un coche que uno selecciona con determinados accesorios. Es fácil entender que un hijo es un ser humano, igual que nosotros, que tiene un valor y una dignidad muy superior al de una mascota. Sin poner al mismo nivel a los hijos y a las mascotas, muchas parejas viven su deseo de ser padres como un derecho (¿capricho?) que deben satisfacer cueste lo que cueste (incluso en el plano económico). Lo que cuenta no es el hijo por sí mismo, sino el deseo que yo tengo de ser padre por encima de todo. Evidentemente, las parejas infértiles sufren por su no-fecundidad. Pero cuando recurren a técnicas inhumanas para traer al mundo a sus hijos los ponen al mismo nivel que un coche nuevo o una mascota: Algo que deseo tener y que compro, porque mi deseo de ser padre está por encima de todo. Sé que es una imagen fuerte y algo exagerada. Pero no encuentro otra forma mejor para ilustrar más gráficamente esta injusticia.


No he mencionado la suerte que espera a los embriones que sobran en cada proceso de fecundación artificial (“embriones sobrantes”, son llamados), condenados en el mejor de los casos a vivir en una fase interrumpida de su desarrollo o a ser finalmente destruidos en estériles ensayos clínicos, que los utilizarán como simple material genético de deshecho para mayor gloria de los científicos. Eso sólo empeora el panorama. Me parece que las dos consideraciones anteriores bastan de momento para justificar por qué la FIV es contraria a la dignidad y respeto debidos al ser humano.
Share

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Supuesto de hecho: Mujer absolutamente sana, reproductivamente funcional y por tanto apta para ser madre de forma natural, casada con varón con falta de movilidad de sus espermatozoides. Según su planteamiento, esa mujer no podrá tener nunca hijos, porque el divorcio, seguramente para Usted, también es "bioeticamente" deleznable.
Conclusión:
Ojalá y se lo deseo de todo corazón, no se vea Usted, o cualquiera de su beatisima y apostolica y romana familia, en el brete de tener que divorciarse porque el yerno o nuera de turno, tenga una enfermedad...
Por cierto, y si a raiz de un tratamiento contra el cancer, tienen que hacer una fecundacion in vitro, también es pecado???
La palabra que mejor define su forma de pensar es retrógrado.

Agustín Losada dijo...

Querido anónimo:

Se expresa usted muy mal. No logro comprender si lo que hace es plantear una pregunta o desahogarse con un insulto.
En cualquier caso le diré que por los argumentos que he expuesto, la FIV es éticamente reprobable. No mezcle sus traumas religiosos en la discusión. Póngase en el lugar del niño, en vez de en el de los adultos, y tal vez pueda empezar a entender algo

Anónimo dijo...

Es facil juzgar desde fuera, solo en el momento q uno esta pasando por esto sabe lo dificil q es tomar esta desicion, yo creo q quienes han tenido q tomar la decision de una fertilizacion in vitro no fue porque escogieron, sino porq se les acabaronlas opciones, y a pesar de los riesgos lo costoso de los tratamientos su amor por ese hijo q tanto anhelan tiene mas valor.

Anónimo dijo...

Acabo de hacer un comentario educado en la entrada a la que usted hace referencia, pero para que no haya dudas de mi opinión sobre usted, y sobre su explicación de la similitud hijos-mascotas, le diré:
A. Soy una mujer sana, educada por una familia cristiana, como le dije en la otra entrada.
B. Soy profesora de infantil. Adoro a los niños desde que tengo uso de razón, de hecho educo, amo y cuido a los hijos de los demás.
C. Deseo ser madre y formar una familia desde que era pequeña.
D. No tengo reserva ovárica desde los 21 años, epoca en la que yo no decidí no tener hijos, fue su dios o su ética de los cojones la que lo decidió por mi.
E. Desde luego, su madre si que tendría que haber escogido la opción de la mascota y nos hubiera ahorrado bastantes disgustos a mujeres que tenemos que aguantar sus impertinencias.
Desde aquí, todo mi apoyo a los que no podemos ser padres y llegamos a esta pagina buscando información para poder conseguirlo.
Con gente así, cada vez tengo mas clara mi decisión, y mi trabajo. Intentaré educar, cuantos mas niños mejor para poder contrarrestar a individuos como usted.
Y para que no se confunda como en ocasiones anteriores, si, esto es un insulto.

Agustín Losada dijo...

Querida Laura (si es la anónima comunicante anterior):
Internet da la oportunidad de insultar con total impunidad a la gente, como hace usted en su comentario anterior. Ya me gustaría a mí que en lugar de insultarme utilizara la oportunidad que le brindan mis páginas para rebatir mis argumentos, si es que tan erróneos le parecen. Pero no, usted solo insulta de forma gratuita. Aquí dejaré su comentario para público ejemplo de los que lean el blog.
Quiero aprovechar para reiterar que mi posición contraria a a la FIV se fundamenta en principios estrictamente humanos, no religiosos. No comprendo la manía que tienen algunas personas como usted de soltar improperios contra la Iglesia con cualquier oportunidad.

También le diré que, dado que usted se dedica a enseñar a niños tiemblo al pensar qué principios les estará inculcando una persona tan maleducada y resentida.

Luzes dijo...

Gracias Agustín
Ya pase por uno de las tragedias del nuevo siglo si así se le puede llamar, con tanta tecnología, ciencia que hoy tenemos mi esposo y yo no lográbamos quedar en embarazo, pasamos por la dolorosa experiencia de tratamientos de reproducción asistida queriendo "satisfacer el deseo de ser padres" pues mes a mes o tratamiento tras tratamiento teníamos una nueva desilusión ...... Después de uno de tantos tratamientos quedamos embarazados de 3 bebés .......a la semana 16 los perdí y casi me muero yo también, por la hemorragia tan fuerte que tuve ....además quedamos con un dolor tan grande en nuestros corazones.
Desafortunadamente en nuestro orgullo por querer hacer nuestras cosas a nuestra manera y en contra de lo natural entendimos que sí hay un Dios y El es el único que da y quita la vida!
Después de pasar por esta etapa tan dolorosa decidimos dejar en las manos del creador de la vida, este bello deseó de ser padres y dejarlo ser Dios pues para El no hay nada imposible! Pues es Dios!
Así qué empezamos a orar todos los días con el corazón ......pidiéndole el Don de la maternidad y la paternidad fueron 50 píldoras diarias (Santo Rosario)
Y confianza en El Señor
Después de 2 años quedamos embarazados naturalmente ! Un embarazo perfecto y un hijo maravilloso que hoy tiene 3 años
Y para la Gloria de Dios aprendí que la vida es un Don y no se puede mercadear con ella porque ES SAGRADA !

Anónimo dijo...

Pienso y siempre pense de la forma que usted piensa con respecto a este tema Agustin. Y, como ironia del destino, ahora estamos mi marido y yo en esa situacion en la que no podemos concebir naturalmente, como si la vida quisiera poner a prueba mis creencias. Me duele pensar q esto pase, o sea que tenga que volver a reflexionar cada año que pase sobre esta posicion contra la FIV, y no se si sera tan fuerte mi conviccion cuando en algunos años vea llegar el fin de mi "etapa idonea reproductiva"
Pero se que la seleccion natural es un proceso tan maravilloso, y con un proposito exacto, que alterar esa seleccion por un deseo propio, si se quiere muy egoista, y absolutamente alejado del deseo noble (el deseo noble seria adoptar un niño huerfano) seria como jugar a ser omnipotente. Si, en mucha gente, tener hijos se convierte en una obsesion terrible (como YO no puedo tener hijos si otros pueden? TENGo que tenerlos, a como de lugar!) Pensemos que de millones de espermatozoides, solo uno llega, y es el mas apto, el mas rapido, el mas oportuno, cada uno de nosotros podemos decir q fuimos "los mejores", lo "mejorcito que habia en nuestros padres, y tenemos la gracia de que "debiamos" ser. La naturaleza dijo "eres tu", nos eligio, tal como somos. Yo puedo tener la alegria de que no fui fruto de un manoseo de un cientifico en la mesa de un laboratorio, ni estuve en un freezer 4 años para que mi hno tenga un hermanito. Y lo mismo desearia para mis hijos. Si los tengo.

Anónimo dijo...

Estamos cosificando al ser humano. Me encanta como la misma gente que repudia el aborto esta a favor de la FIV. Yo creo que es por ignorancia. Nadie felicita a una mujer que aborto, es mas, se la condena,pero a una mujer que tiene congelados embriones, o que estos fueron desechados por no clasificar como buenos, o se implanta tres sabiendo que alguno de ellos no se va a implantar y morira, se la felicita, y consuela por los intentos fallidos. A nadie se le ocurre decir "venga mujer, ya es suficiente, cuantos embriones tirados a la basura, como jugar asi con la vida, un poco mas de respeto que no somos una fabrica de galletitas"
No, todo vale. "Generemos vidas". No porque hagan falta mas seres humanos en este mundo, sino por el deseo de "tener" hijos. Los propios. Adoptar no, tienen q ser mis genes sino no es lo mismo, no son igual de queribles. O mas o menos pienso q ese es el pensamiento.

Anónimo dijo...

Hola soy de Panamá, muy bueno su blog, hoy día nos tenemos que ajustar a los avances científicos y aprovechar las nuevas oportunidades que estos nos brindan. Estoy realizando un trabajo sobre vientre de alquiler, me gustaría saber cuál es la diferencia entre vientre de alquiler y una FIV. Ojalá y pueda ayudarme. Contacto: te.rezaespinoza@hotmail.com

Anónimo dijo...

"Si quieres enemigos, no hace falta declarar la guerra, tan solo di tu opinion...''Soy Celeste y he estado navegando en su blog y dejeme decirle que estoy completamente de acuerdo con usted por varias razones. Yo soy latina pero me veo en la necesidad de vivir en Medio Oriente, y aqui tener hijos es de vital importancia, ademas hay que agregar que adoptar es casi considerado como un "pecado", entonces que opcion tienen las parejas infertiles en este lado del mundo?: Pues la FIV. Tengo familia politica con la cual convivo a diario. El primo de mi esposo con su mujer recurrieron a la reproduccion asistida despues de esperar 8 anos de matrimonio sin concebir de manera "natural". Yo no poseo el don de leer la mente pero por la actitud de ellos me da la impresion que solo trajeron a esa criatura para cumplir con el "requisito", para callar las preguntas insistentes de "para cuando se embarazan?" "ya quiero nietos", y Efectivamente como lo meciona usted en otras publicaciones, esos ninos SI nacen con deficiencias pues ese nino in vitro del que le hablo, a sus escasos 2 anos ya ha estado hospitalizado mas de una vez por problemas respiratorios. O bien digamos que siempre tendremos la duda si esos problemas respiratorios son por su concepcion artificial o no... en ese caso nunca lo sabremos. Personalmente me parece muy egoista que esos padres quieran hijos propios al precio que sea. Para aquellas personas que deseen tener hijos, mejor seria que adopten pues asi estan seguros que ese hijo fue obra 100% de la seleccion natural, simplemente sus padres no lo quisieron. Este acto es mas humanizado, menos traumatico, nolble y mas barato (pienso).
Por otro lado hace ya algunos anos lei un libro en el que dice que todas las enfermedades tienen origen en nuestras emociones. Por ahi decia que la infertilidad es causada por la misma persona que muy en el subconciente se siente incapacitada de poder atender a un ser humano, la infertilidad vendria siendo como un salvoconducto algo asi como "yo si quiero tener hijos pero no puedo". Lo que dije anteriormente no posee ningun fundamento cientifico, sin embargo de lo unico que si tengo certeza es el gran poder que tiene la mente humana, podemos crear o destruir con solo pensarlo!.
Tambien me sorprende demasiado la manera en como le contestan algunos. Ya sean padres de ninos FIV o alquellas parejas que estan pensando utilizar la FIV, yo me pregunto, si estan en total desacuerdo con sus publicaciones, y como sea van a recurrir a la reproduccion asistida, porque asi lo desean, no les bastaria con solo decir "no estoy de acuerdo con su post, pero lo respeto"?


Me parece casi increible lo que lei en los comentarios maxime que la mayoria vienen (supongo) de gente adulta. Que intolerancia tienen muchas personas con opiniones que no son igual a las de ellos.

Saludos.

Anónimo dijo...

D. Agustín Losada:

Podría informarse mejor sobre los detalles de este procedimiento, porque vierte ideas que llevan a engaño.

Hay millones de mujeres que no eligen cuándo ser madres, sino que lo intentan durante muchos años y sin enfermedades aparentes. Por propia experiencia. No recurren a FIV para seleccionar nada. Muy pocas veces, al contrario de lo que usted plantea, se recurre al costoso diagnóstico genético preimplantancional (DGP) en el que se extrae una célula para analizar si el embrión tiene una enfermedad genética conocida. Y cuando se hace, no es porque unos padres tengan el capricho de buscar un hijo sano, algo que me parece legítimo, sino porque la enfermedad genética heredable suele ser incompatible con la vida o hacerla muy corta y llena de sufrimiento.

Al contrario, el 90 y muchos por ciento de las FIV se realizan sin DGP, sin extraer esa célula que usted comenta, sino que las realizan sólo para conseguir una fecundación que no se consigue por medios naturales, acompañada de unas dosis de hormonas que se necesita para evitar los abortos naturales por falta de hormonas suficientes. Plantea usted la FIV como un proceso caprichoso. Pero todas las familias que yo he conocido eran personas con recursos medio-bajos, trabajadoras, casi todas jóvenes, que sólo querían tener hijos. Ni una familia conocí que no considerase que sus embriones congelados también eran sus hijos. Así que esa idea que plasma de que se trata a los embriones congelados como restos de material biológico degradable o para experimentación, no puede estar más lejos de la realidad.

Le recomiendo que se informe bien antes de seguir opinando sobre un tema tan delicado y que provoca tanto dolor en tantos millones de personas. Infórmese con familias que hayan pasado por esto durante años. Y verá como en la mayoría de los casos esos embriones que están congelados no son viables. Cuando tras el primer intento fallido, se transfieren los congelados, no suele haber embarazo. Y eso es porque siempre se transfiere en primer lugar el embrión o los embriones que a simple vista (sin DGP) se han dividido mejor.

El resto congelado siempre es de peor calidad "embriológica". Y eso no significa que tengan enfermedades o que tengan el color de ojos más feo, sino que en la mayoría de los casos al poco dejan de crecer cuando se descongelan porque tenían defectos genéticos. Y eso es porque el 75% de las fecundaciones naturales tampoco llegan a ser un embarazo a término porque los embriones se paran por defectos genéticos.

Me duele ver cómo por defender un punto de vista, el de la condición de persona de todo embrión, puede verter tanta información errónea por informarse sólo de oídas. No sólo basta opinar, para determinados temas hay que tener información de verdad. Nadie puede ir a una clínica de fertilidad pidiendo un embrión más perfecto genéticamente que otro por capricho, un paciente de FIV no puede elegir siquiera el sexo del embrión, a menos que genéticamente los padres tengan una enfermedad genética heredable asociada al sexo. Insisto, sólo si los padres han sufrido muchos abortos o tienen enfermedades genéticas heredables tiene sentido extraer una célula y analizar los marcadores genéticos del embrión. En el 99% de las FIV’s, sólo se observa al microscopio a los embriones, sin quitar ninguna célula ni hacer un estudio genético.

Ojalá publique y deje este mensaje en su blog y con ello permita que las familias venzan las reticencias a la FIV, como yo las vencí en su día, y puedan con ello llegar a tener una familia maravillosa a la que amar, en vez de estarse centrando en obstáculos y peros que no son reales en los tratamientos de fertilidad y en las FIV.

Agustín Losada dijo...

Querida anónima:
Como ve, dejo su mensaje en el blog para que la gente pueda contrastar opiniones contrarias a las mías.
Me discute usted que las parejas que recurren a FIV no hacen una selección de los embriones que se van a implantar. Sin embargo, me reafirmo en que es práctica estándar esa selección previa (bien sea a través de DGP o por otros medios menos invasivos) a fin de lograr tasas más eficientes en la transferencia de los embriones. Las nuevas tecnologías time-lapse permiten una monitorización mejor de los embriones durante su cultivo para poder así descartar aquellos en los que se detectan anomalías morfológicas sin necesidad de sacarlos del incubador ni manipularlos. Muchos centros de reproducción artificial están adaptando incubadores como Embryoscope que sirven precisamente para esto.
Evidentemente, la selección en la mayoría de los casos no se hace para tener un hijo con ojos azules. Pero sí se hace una selección artificial para escoger de entre todos los embriones fecundados a aquellos con mayores posibilidades de implantación. Insisto en que someter a un ser humano en sus primeras fases de vida a una selección eugenésica (por muy buenos objetivos que persiga) es contrario al respeto debido a la dignidad de la vida humana.
Cuando la selección se hace para evitar el nacimiento de un ser humano con defectos genéticos la selección es mucho más precisa aún. Y aunque lo permita la ley, no deja de ser una selección; la decisión sobre la opción a continuar con la vida, porque ya la tienen desde que son embriones, de una persona (el embrión humano), por parte de otra (el médico).

Sebastián I. Lizár. dijo...

¡Muy buen blog! Hoy hablar de bioética es un tema no sólo muy interesante sino también indispensable. Lamentablemente hay científicos que creen que pueden hacer lo que se les pegue en nombre de la ciencia. Y los muy cobardes se van en contra de las personas más vulnerables de la sociedad: los bebés. Y mientras combatimos el aborto que es un crimen horripilante, nos salen con esta fecundación inhumana. ¡Muchos saludos y ojalá siga escribiendo!

Agustín Losada dijo...

Querido Sebastián

Muchas gracias por sus palabras. En el año 2002, en la séptima sesión del Comité Internacional de Bioética de la Unesco, Alexander McCall Smith y Michel Revel dijeron: 'Una parte importante en el debate ético sobre la utilización de las células madre embrionarias para la investigación científica reposa sobre esta cuestión: ¿qué es el embrión? Si el embrión es un ser humano (o una persona), no debemos hacerle nada que no debiéramos hacer a un ser humano. Si, por el contrario, no es más que un conjunto de células humanas, las condiciones restrictivas son considerablemente menores'. Este es el punto crítico. Sorprende que se pongan tantas limitaciones a la investigación con embriones humanos: Si no son personas, no debería haber ninguna limitación a la experimentación

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...