19 de enero de 2012

Gemelos con cinco años de diferencia


En Inglaterra se acaba de conocer el caso de una pareja que ha tenido a su segundo hijo (una niña) por fecundación in vitro. Lo extraordinario del caso es que Floren, que así se llama la niña, fue fecundada cinco años antes, a la vez que su hermano Reuben. Los padres, Jody y Simon Blake, eran una pareja infértil, que habían recurrido a todo tipo de técnicas intentando lograr tener descendencia. Por desgracia para ellos, no lo lograban. Por eso, tras nueve años infructuosos, decidieron recurrir a la técnica de ICSI (inyección intracitoplasmática de esperma, por sus siglas en inglés). La técnica consiste en fertilizar en un laboratorio un óvulo extraído de la mujer con esperma de varón. Para ello es preciso provocar primero una hiperestimulación ovárica en la mujer para recoger varios óvulos a la vez, entre 6 y 15. En el laboratorio se inyecta uno a uno esperma del varón en los óvulos, para conseguir fertilizarlos. Si el proceso es exitoso los núcleos de las dos células reproductoras se fusionan y surge una nueva vida. Se fecundan varios óvulos a la vez porque no todos lograrán ser fertilizados, y de entre los que lo logren, no todos evolucionaran adecuadamente en el laboratorio durante los días previos a la transferencia. Una vez fecundado, el nuevo embrión es transferido al útero de la mujer donde, si hay suerte, se implanta y continúa ya el embarazo normal. Resulta asombrosa esta técnica que consigue forzar las barreras de la naturaleza para producir el milagro de la vida y dar lugar a la creación de un nuevo ser humano. Pero por desgracia, no todo es tan maravilloso, porque el proceso para lograrlo es absolutamente denigrante.
En realidad, como he señalado, se producen varios embriones a la vez. Es decir, varias personas. Pero que se creen embriones humanos no significa que todos ellos vayan a poder sobrevivir. Los médicos, gracias a que disponen de varios individuos, pueden después seleccionar a aquellos que parecen más sanos para darles a esos la oportunidad de llegar a nacer. Los embriones así producidos se clasifican en base a criterios morfológicos y cinéticos en cuatro tipos: A, B, C y D, de mejor a peor. Como de lo que se trata es de tener éxito a la hora de implantarlos, se seleccionan los mejores (tipo A y B) para tener así mayores probabilidades. Los embriones C y D tienen pocas opciones de llegar a ser elegidos para implantación. Se realiza con ellos, por tanto, una clara discriminación genética (aunque, por cierto, la discriminación por razones genéticas esté expresamente prohibida por las leyes españolas). Pero el porcentaje de ovocitos que consiguen fertilizarse y se desarrollan adecuadamente es muy variable y en ocasiones las tasas de fertilización son altas y la evolución de los embriones en el laboratorio es óptima. En estos casos se llega al día de la transferencia con varios embriones aptos para ser transferidos a la mujer, cuando solo se quiere utilizar uno o dos para esa transferencia. Implantar mayor número de embriones aumenta las probabilidades de que alguno de ellos logre anidar, pero también aumenta el “riesgo” de embarazo múltiple. En este caso, el destino de los embriones que han llegado a desarrollarse y no son seleccionados para ser implantados es la criogenización. En los primeros tiempos de la FIV muchos embriones morían al ser congelados, ya que el mismo proceso llevaba a la formación de cristales dentro de las células del embrión, que dañaban su estructura y los destruía. Ahora se utiliza otra técnica más moderna: La vitrificación, que consiste en sustituir el agua de las células del embrión por altas concentraciones de sustancias protectoras, que hacen que el medio líquido se transforme en vítreo impidiendo la formación de cristales intracelulares, y protegiendo, por tanto al embrión durante la congelación. Cuando van a ser implantados, el proceso es inverso, para despertarlos y “volverlos a la vida”.
En el caso de los señores Blake, de entre todos los embriones que tenían vivos seleccionaron a uno, del que nació Reuben. Seleccionar a uno implica que hay otros, seres humanos, hermanos del elegido, que no pueden sobrevivir si no son implantados. A estos los vitrificaron. Y pasados cinco años, decididos Jody y Simon a aumentar la familia, los descongelaron para ver cuántos de ellos sobrevivían para ser implantados. Normalmente los centros de reproducción asistida prefieren implantar embriones frescos a vitrificados, porque con estos últimos la tasa de éxito es bastante más baja. Pero si fracasa el primer intento de fecundación con embriones frescos, o si, como es el caso, la familia decide tener más hijos pasados los años, se recurre a estos embriones vitrificados. Esto evita los inconvenientes de someter a la mujer de nuevo a un proceso de hiperestimulación ovárica. En el caso que nos ocupa, tras la descongelación solo sobrevivió uno de ellos, que fue el que se implantó a la mujer y logró anidar hasta culminar el embarazo. Los padres los llaman gemelos, porque fueron concebidos a la vez, aunque no en el útero de su madre, sino en una placa de Petri. Y con la salvedad de que nacieron con cinco años de diferencia…

Me parece que en este caso hay que dejar de lado las sensiblerías (por supuesto que nos alegramos mucho de que nazcan seres humanos, pero el procedimiento repugna por indigno) y centrarnos en lo que afirma la madre, sin darse cuenta de la gravedad y profundidad de su afirmación:
Me parece que no suena muy real. Creo que la gente se queda muy, pero que muy sorprendida, y les cuesta algo de tiempo llegar a comprender lo que ha pasado aquí. Nosotros, por supuesto, tuvimos nueve meses para hacernos a la idea de que estábamos esperando al hermano gemelo de Reuben, pero es algo realmente increíble”.
Es tan difícil de entender precisamente porque es contrario a la naturaleza. Nos terminaremos acostumbrando, pero eso sólo significará que habremos adormilado nuestras conciencias: Esta no es la forma más digna de venir a la vida. De hecho, es la menos respetuosa con la dignidad debida a cada ser humano, que no puede ser utilizado como medio por nadie para ningún fin, por muy loable que este sea. Y probablemente generará problemas cuando en el futuro Floren pueda pedir responsabilidades por haber nacido ahora y no cinco años antes, por ejemplo. O si desarrolla cualquier enfermedad… Allí nos encaminamos.
Share

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Pregunto:

En que instante de este proceso anti natura, le fue dado a estos seres EL SOPLO DIVINO?
En el laboratorio?

Querrá decir esto que estos seres no tienen alma?

Anónimo dijo...

Me parece fatal lo que usted ha escrito por aquí!Muchas parejas que tienen problemas de fertilidad han conseguido a través de esta técnica realizar el deseo de ser padres. Se nota que ni usted, ni nadie de su familia a pasado por algo parecido.

Agustín Losada dijo...

Anónimo:

Es usted muy libre para que le parezca fatal lo que he escrito. La diferencia es que yo, lo que escribo, lo suelo argumentar. Dígame un argumento contrario, y lo hablamos.

Es verdad que muchas parejas han conseguido por esta técnica anti-natural y contraria a la dignidad humana tener hijos. Es verdad que muchas parejas han visto así realizado su deseo. Pero también es verdad que un hijo así concebido está "cosificado". Es fácil comprender lo que sufren unos padres ante la imposibilidad de tener hijos de forma natural. Me parece también evidente comprender lo que supone para un hijo ser traído al mundo como producto de un laboratorio.

Por otro lado, está el tema de los efectos sobre la salud futura de esos hijos que tiene la FIV, de la que los hijos así concebidos sí pueden pedir responsabilidad a sus padres. Tendremos que volver sobre este tema próximamente, porque la ciencia no deja de aportar datos cada vez más irrefutables.

Anónimo dijo...

si no lo sabe, de cada uno que nacemos hay 3 que no lo hace.
osea, que sólo un 25% de los óvulos fecundados llegan a implantarse de FORMA NATURAL produciendose un embarazo.
se llaman abortos bioquímicos y muchas mujeres ni se enteran porque les viene la regla

lo que pasa es que en los casos de in vitro, al realizarse la fecundación en el exterior pues somos mas conscientes de esos embriones que se detienen (probablemente también lo harían si fueran fecundados en una cama, un coche, un sofá...)

si en una familia nacen 3 hijos, la media de embriones fecundados por los padres es de 12, de los cuales sólo han vivido 3
o eso ponen los libros

Anónimo dijo...

Hablar d discriminación genética es no tener ni idea ni d Derecho ni d Medicina. La clasificación d los embriones se basa en las posibilidades reales d supervivencia. Teniendo esto en cuenta, revise y estudie, lo q significa la palabra discriminación. Y por favor, no manipule d esta forma tan burda a personas q por no haber tenido suficiente formación, no tienen conocimientos suficientes para ver todas las falsedades q expone.

Agustín Losada dijo...

Anónimo:

El diccionario de la RAE define la palabra "discriminar":
- Seleccionar excluyendo
- Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, etc.

Me parece que es evidente que la palabra encaja a la perfección con lo que se hace con los embriones: Se selecciona a los que tienen más posibilidades de supervivencia excluyendo a los demás, a los que se da un trato de inferioridad, se los discrimina por razones genéticas. Así lo explicaba en mi artículo, y me ratifico en ello.

Anónimo dijo...

Mire yo no soy tan culta como usted, y por eso me atrevo a decirle que es un sinvergüenza, por no llamarle otra cosa. Que facil es hablar!!! Madre mia!! Me gustaría decirle mas cosas pero con gente como usted no merece la pena que pierda mas tiempo. Bastante he perdido ya. Que sabrá usted de dignidad??!!

Anónimo dijo...

No boy a entrar en la discusión ética sobre la fertilidad asistida.
Pero lo que está claro es que no son gemelos.
El diccionario de la RAE define gemelo:

1. adj. mellizo (‖ nacido de un mismo parto). U. t. c. s.

2. adj. gemelo originado del mismo óvulo.

Y en este caso ni proceden del mismo óvulo ni han nacido en el mismo parto. Son simplemente hermanos, el hecho de que la fertilización se haya producido al mismo tiempo no tiene (hasta donde yo se, no soy experta en biología) ninguna transcendencia

Anónimo dijo...

Como ya le han dicho, para empezar, no son gemelos. Son simplemente hermanos. Los gemelos proceden de la división del mismo embrión, de manera que, dentro del mismo saco vitelino, hay dos embriones o, más adelante, dos fetos.

Para continuar, su argumentación, de la que presume, es penosa. Puestos a considerar anti-natural, también son antinaturales los métodos quirúrgicos que salvan vidas, por ejemplo, una operación de apendicitis. Lo natural, que según veo, usted defiende, es, que la persona a la que se le inflame el apéndice, acabe con éste perforado, haga una peritonitis y acabe criando malvas. Eso, es lo natural. Lo natural, también, es que un prematuro, traído a este mundo por el método natural, tenga escasas posibilidades de vivir, en cambio, de forma, totalmente anti-natural, se le mete en una incubadora y, de forma totalmente indigna se le llena de cables y tubos hasta el punto de que, a veces, ni se les ve dentro de la incubadora... Pero, imagino que hará usted una carambola para considerar que esos casos sí son naturales y no atentan contra la dignidad humana...

Me temo, señor, que desconoce usted los estudios que dicen que, los hijos nacidos por técnicas in vitro, son más deseados que otros que, sencillamente, aún siendo "fabricados" de modo natural, no representan para los padres más que un accidente imprevisto con el que tienen que apechugar por el "qué dirán". También desconocerá usted que el desarrollo emocional de los niños que proceden de la fecundación in vitro tienen el mismo o mejor desarrollo emocional que cualquier otro y que, no supone para ellos ningún tipo de trauma su origen.

En cuánto al tema de los efectos sobre la salud, me temo que patina usted de desconocimiento nuevamente. No hay más riesgos de malformaciones o alteraciones en los niños in vitro que en los "naturales".

Por cierto, tanto que habla usted de la no discriminación y está usted discriminando por su origen "fecundacional". Muchos prejuicios es lo que tiene...

Agustín Losada dijo...

Querido anónimo:

Los gemelos no siempre proceden de la división del mismo cigoto. A veces se da el caso de que se fecundan dos óvulos. Este sería un caso similar al que nos ocupa. Solo que uno es por causas naturales (excepcionales) y el otro por caprichos de los padres, que deciden quién y cuñando puede venir a la vida.

Los métodos quirúrgicos no son antinaturales. Aprovechan la ciencia en beneficio del hombre. Una cosa es curar y otra pretender crear vida.

Claro que los hijos concebidos artificialmente son muy deseados. Nadie en su sano juicio pasaría por tales trances si no quisiera un hijo por encima de todo... De todo. incluso de la naturaleza. Se produce en estos casos una situación de superioridad de los padres frente a los hijos, que no ocurre con los hijos concebidos naturalmente. Piénselo.

Respecto a los problemas de los niños nacidos por FIV, cada vez vamos aprendiendo más. Es evidente que un embrión manipulado artificialmente en sus orígenes tiene más probabilidades de sufrir algún daño como fruto de dicha manipulación que otro embrión al que no se le manipula. Pero el tiempo lo irá demostrando, como ya va haciendo.

Agustín Losada dijo...

Estimado anónimo (bis):

La RAE no contempla este caso en la definición de gemelo, porque simplemente es inimaginable que se pueda llegar a hacer algo así. Me permito la licencia de llamarles gemelos porque fueron concebidos a la vez. Sin embargo, uno tuvo que esperar algunos años más para nacer que su hermano.

Anónimo dijo...

Si fuesen sus hijos e hijas los que tuvieran este terrible problema, ¿Cambiaría su opinión? Si no sufre el problema, no de permita el lujo de dar consejos de moralidad.

Psichodelik dijo...

Agustín, llevo ya tres FIV a mis espaldas, y nunca me había encontrado con un artículo tan poco acertado.

Para empezar, hablas de gemelos con 5 años de diferencia, un titular muy sensacionalista verdad??? pero luego vas leyendo y te das cuenta que simplemente se trata de mellizos. SÍ, MELLIZOS, yo hablo con propiedad, creo que tengo más experiencia y conocimientos que usted. Mellizos son simplemente hermanos, que se fecundaron a la vez. Es decir, tres óvulos con tres espermatozoides distintos, pueden dar lugar a TRES MELLIZOS. Gemelos es cuando un único óvulo fecundado por un único espermatozoide, se divide en dos o más de forma expontánea durante las primeras semanas de gestación.
Una vez ya quedado claro este punto, paso a comentar el resto, publico y sigo.

Psichodelik dijo...

Veamos, parece que ves un problema ético con el tema de la reproducción asistida. Me atrevería a decir que eres de los que piensan que el aborto es aberrante... ¿me equivoco? Tu forma de pensar es absolutamente clasista y retrógrada.

Gracias a las técnicas de reproducción asistida, millones de parejas en todo el mundo con problemas de fertilidad han hecho realidad su sueño de ser padres. No sé qué hay de malo extraer los gametos masculinos y femeninos y fecundarlos en un laboratorio, es replicar el proceso natural pero fuera del cuerpo. Es aprovechar los avances científicos, al igual que se aprovechan en todas las áreas de la medicina.

Una vez fecundados los ovocitos en el laboratorio, los embriólogos clasifican la calidad de los embriones en A,B,C y D. Normalmente para asegurarse una mejor implantación, se suelen transferir los de mejor calidad, vitrificando, de los que no se han transferido, aquellos que han seguido desarrollándose correctamente los días posteriores. No sé qué discriminación se está haciendo con los embriones, nadie en su sano juicio se pondría dos embriones D teniendo embriones A, después de haber pasado un tratamiento muy intenso y agresivo para el cuerpo, las parejas necesitan ir a lo seguro, y los embriólogos también aconsejan hacerlo así para aumentar las posibilidades de éxito. El resto de embriones no se desechan, se congelan, por si esa pareja en un futuro sigue teniendo problemas y necesita de nuevo hacerse una FIV.

Cualquier niño engendrado mediante FIV es un milagro, algo extraordinario, y los padres estaremos orgullosos de explicarle al niño cuando tenga conciencia, cómo vino al mundo. Es un niño como cualquier otro, con un óvulo al azar, y un espermatozoide al azar, sólo que unidos en un laboratorio.

¿También te parecen mal las adopciones? Ojalá y nunca tengas problemas para concebir de forma natural, porque si no, seguro, segurísimo, cambiará la perspectiva que tienes sobre este tema.

P.D. ¿Cuando vas al super, eliges las mejores manzanas verdad? o eliges las pochas, pobrecitas, que las están discriminando... Y cuando te ofrecen dos trabajos, cuál eliges, el mejor? o el peor? dejémonos de hipocresías, por favor.

Agustín Losada dijo...

Querido Psicodelik:
Hay que reconocer que la RAE no contempla una definición para casos como este, en el que se fecundan a la vez varios óvulos, pero unos se congelan y deben esperar unos años hasta ser implantados. Otros siguen aún esperando, aletargados en el frío ambiente del nitrógeno líquido a -196º C… Acepto, si quiere, la corrección semántica. Lo que no comparto de ninguna manera es el discurso que utiliza a favor de la FIV, por usar argumentos que parecían ya superados tras la II Guerra Mundial

Anónimo dijo...

Como ud mismo indica en sus instrucciones, seré educada y diré quién soy.
Buenas tardes (ve ud qué educada?) me llamo Laura (ya sabe quién soy).
Educadamente le diré que parece usted muy cristiano, y como tantos otros cristianos que defienden sus principios por encima de todo, una vez mas, sucede que lo hacen por encina de sus propios principios. Es decir, para defender sus propias ideas, pasa por encima de no hacer daño al prójimo, no juzgar a los demás, ayudar, y , en definitiva, ser buena persona.
Quiero que sepa que yo fui educada en la fe cristiana que tanto defiende la vida, pero es que en ningún momento leí en la biblia, ñu ningún cura me informó, de que era sólo en determinadas condiciones, sólo en el caso de que fuera creada a partir de un acto sexual de penetracion y eyaculacion (explico esto porque existen otros tipos de relaciones sexuales que solo otorgan placer y disfrute, oh dios, sacrilegio), independientemente de si es deseado dicho acto, forzado, consentido, resignado o violado, no diré disfrutado por si se ofende alguien.
El caso es que yo, según sus principios no merezco ser madre, y mi respuesta a su ofensa, porque, sepa ud que me ha ofendido, es, por una parte, que lo merezco mas que usted, y por supuesto, mas que su madre, ya que veo el resultado que obtuvo con su educación, y, por otra parte, que soy bastante mejor persona que usted y todos sus amigos pro vida, que defienden unos principios que no ponen en practica.
Ya nos veremos en el infierno, después de todo, porque yo tendré un hijo por FIV y usted no es tan bueno como se cree.

Agustín Losada dijo...

Querida Laura:

Si tan mal le parecen mis ideas le rogaría expusiera los argumentos para defender sus posturas contrarias a las mías. Para eso sirven los blogs. No para insultar al autor. ¿Su madre no le enseñó que es de mala educación entrar en casa de alguien y empezar a insultarlo? Su comentario más parece un rebuzno, indigno de alguien que se dedica a la enseñanza de niños pequeños.

Anónimo dijo...

A palabras necias, oídos sordos.

Anónimo dijo...

Buenos dias,
me llamo Lucía.
He visto que este artículo es de hace unos años pero los comentarios son más o menos recientes, por eso me he decidido a comentarlo.

Al leer varias veces el artículo he concluido que el autor da una explicación objetiva de lo que es una fiv.
No comparto su opinión de que es "un procedimiento que repugna por indigno."

Y mis argumentos para decir que eso no es así son fruto de mi experiencia.

Tengo 33 años y llevo más de 4 queriendo tener un hijo. Mi marido y yo hemos visitado médicos especialistas como si de un peregrinaje se tratase. Conseguí quedar embarazada dignamente dos veces, casi me enteré por casualidad. Embarazos bioquímicos.
Ahora estamos con fiv, el procedimiento es frío, no el más deseado por nadie, porque lo ideal es que sea natural. Pero como por mi misma no puedo pues necesitamos de la ciencia para el servicio del hombre y tener la posibilidad de crear vida.

Estamos esperando que mañana llamen de laboratorio y nos digan qué tal van nuestros 2 y únicos embriones. No dejo de pensar en ellos. Deseamos que sean fuertes y luchen pero...ni yo ni nadie puede hacer nada. La única diferencia es q no están en mi útero.
Es cierto, que no han sido fecundados mediante el coiTo. Pero sí están fecundados por un acto de amor.
Amor, eso he dicho, porque un fiv es frio y un coito es tambien frio. La calidez se lo da el amor que sienten esas personas que quieren tener un hijo.
El amor se siente igual, por tanto no es repugnante o indigo. La vida, es en sí un acto de amor. Una amiga dice que es la magia de la vida.

Esta es mi experiencia. Estos son mis argumentos.

Gema dijo...

Usted es un insulto en toda regla a esas familias que desean formar una familia y no pueden de manera natural. Desconozco si tiene hijos pero, me hubiera encantado que usted y su mujer hubieran tenido problemas de infertilidad y hubieras sentido en tus carnes la desesperación y depresion de tu propia mujer mientras buscaba un bebe a quien amar.

Agustín Losada dijo...

Estimada Gema

Lamento que le molesten mis opiniones. Pero estoy convencido de que crear artificialmente una vida humana es un atentado contra su dignidad; una instrumentalización del ser humano, que permite aberraciones como las que explico en este artículo.

Si me hubiera visto en una situación semejante jamás habría recurrido a la reproducción artificial. Un hijo no es un derecho. Es un ser único, con una dignidad intrínseca, y que tiene derecho a no proceder de manipulación artificial

Anónimo dijo...

Buenas tardes, solo le voy a decir que me parece mucho mas indigno traer al mundo a un bebe no deseado fruto de una violación, del fallo de un anticonceptivo y de una relación sexual de una noche que fruto de una pareja que lleva tres años deseando un bebé, que se quierey se respeta tanto como para sacrificarse en muchos aspectos y pasarlo mal en muchos casos.
Además si ud. aboga por lo natural, por qué usa gafas? Si en su naturaleza Dios ha querido que sea miope o tenga vista cansada, quien es ud. para oponerse a esa condición que le ha tocado por naturaleza?
Y en cuanto a la discriminación, el día que tenga que pasar por un quirofano espero que la elección de su cirujano sea a cara o cruz y no se fije en los años de experiencia ni en la preparación de cada cirujano porque en ese caso estaría ud. discriminando a esas personas.
Por favor, seamos sinceros, tengamos empatia y sobre todo solidaridad.

Agustín Losada dijo...

Querido anónimo

Los bebés no son indignos. Por muy diferentes que sean sus orígenes vitales, ninguno elige cómo ni cuándo viene a este mundo. Lo que es indigno es manipular a un ser humano en fase embrionaria. Es indigno que un ser humano decida sobre la vida o la muerte de otro. Que alguien pueda decidir que una persona debe tener ciertas características genéticas y no otras. Hacerle existir como fruto de una manipulación que selecciona las características de esa persona, hasta el punto de juzgar quién tiene derecho a seguir adelante para poder llegar a nacer y quién no. Eso no tiene nada que ver con corregirse una miopía. La medicina está para ayudarnos. No para manipularnos. La FIV es el límite aberrante del paternalismo médico: Donde el médico es el que decide en nombre del paciente, en algo que es fundamental para él (su derecho a existir). Justo lo contrario de la autonomía del paciente.

Por supuesto que los médicos que desarrollan la FIV son expertos en ello. Y que cuanto más expertos sean, mejor seleccionan. Lo que considero una aberración es el hecho en sí de seleccionar cuál de entre varios seres humanos puede llegar a nacer y cuáles no.

Anónimo dijo...

Y cual es la diferencia cuando ante un fallo cardiaco de una persona, un medico decide que va a vivir insertando un marcapasos o con un transplante de corazón?. Simplemente no comparto su opinión, soy creyente y creo que detrás de cada FIV hay algo más que se escapa de las manos de los medicos y que si ese algo no quisiera no lo quisiera esos pequeños embriones no saldrian adelante.
Con la medicina actual, a cada momento se decide que vivan personas que no deberian estarlo de forma natural.

Agustín Losada dijo...

Querido anónimo

Hay una diferencia muy grande. La medicina trata de curar las enfermedades. Es perfectamente lógico que el hombre se esfuerce por dominar la naturaleza, corrigiendo sus imperfecciones. Con la salvedad hecha de que es contrario a la dignidad del hombre mantener a un ser humano en vida artificialmente, es decir, no dejarle morir cuando ya no se puede hacer nada más (lo que se conoce como encarnizamiento terapéutico).

En el caso que nos ocupa no hablamos de corregir una enfermedad, sino de CREAR artificialmente una vida humana. Es contrario a la dignidad humana ser concebido como fruto de un esfuerzo técnico. El niño así concebido se encuentra en un nivel de dependencia de los médicos. No de igualdad con ellos. Porque la existencia de ese ser humano es fruto de una intervención directa de otra persona.

Para que lo entienda mejor, le diré que usted no puede reclamar nada a sus padres acerca de cómo es usted mismo. Aunque sus padres le engendraron, no pudieron elegir sus características genéticas, ni su sexo, ni siquiera cuándo tenía usted que nacer (aunque pudieran utilizar medios naturales para favorecer su nacimiento en una determinada época). Usted, como dice que es creyente, estará de acuerdo en que usted es como es porque Dios le quiso así. No sus padres. Por el contrario, un niño nacido de FIV sí que puede reclamar a sus padres. Porque le seleccionaron con determinada carga genética frente a otros hermanos suyos (que murieron o puede que sigan congelados en nitrógeno líquido), y en un momento concreto. Imagine que ese niño desarrolla una enfermedad en el futuro. Siempre tendrá alguien a quien responsabilizar de esa enfermedad, porque su existencia no es fruto del azar (o de la decisión de Dios), sino que fue seleccionado específicamente con sus características por alguien. Ese alguien es responsable de que él esté aquí con su configuración concreta, y en ese sentido el niño fruto de FIV está en una situación de inferioridad respecto a sus padres y médicos. Muy diferente de un niño concebido de forma natural, que está en igualdad de condiciones con todos.

No deberían permitirse las técnicas para producir seres humanos de forma artificial. Los niños nacidos como fruto de ellas son igual de dignos que cualquier otro ser humano. Es su generación la que es indigna. No existe el pretendido derecho a tener hijos. Un hijo no es un derecho de ningún padre. Mejor nos iría a nuestra sociedad si en vez de producir hijos con los que satisfacer nuestros deseos procuráramos que todos los hijos que son engendrados tuvieran garantizado el primero de todos los derechos: El derecho a vivir hasta su muerte natural.

Anónimo dijo...

No voy a continuar con esta discusión que no lleva a ningún sitio. Pero hay algo en lo que se equivoca. Si un niño viene a la vida por FIV, no es por decision de los medicos, sino por la de Dios como en todo lo demás.

Agustín Losada dijo...

Estimado Anónimo:

Un niño fruto de FIV es directamente manipulado en su origen y seleccionado usando técnicas científicas ajenas al azar natural que nos hace a todos iguales. El niño FIV es fruto de un proceso de manipulación y selección científico. Otros hermanos suyos son, como consecuencia de dicho proceso, descartados y condenados a la muerte o al limbo del nitrógeno líquido. Evidentemente, la vida de todos ellos, como la de todos los seres vivos, una vez iniciada, está en manos de Dios (como pensamos los creyentes) o del azar (para los ateos o agnósticos). Podrá llegar a anidar, nacer y vivir 100 años, o podrá morir a los 2 segundos de ser transferido al útero femenino.

Creo que es evidente la diferencia en el origen claramente manipulado de un niño fruto de FIV respecto a otro concebido de forma natural, sin manipulación externa. Un niño fruto de FIV viene a la vida por decisión de Dios, como usted dice. Pero sufre una manipulación y selección eugenésica en sus orígenes, con técnicas procedentes de la veterinaria, pero que resultan repugnantes al ser realizadas en seres humanos.

Anónimo dijo...

Estimado Sr: Porque indica que los niños nacidos por FIV están creados artificialmente .. es que caso los gametos de varon o mujer no son naturales.. claro que lo son..la concepción es un don maravilloso pero lamentablemente por problemas que la mujer y el hombre no buscaron no se puede dar dentro del utero un ejemplo frecuente problemas con las trompas de Falopio y esta tecnica permite unir a ambos gametos.. el resto del proceso como la evolución de los mismo y su implantación en el útero dependen de Dios.. soy cristiana y defiendo la vida pero no veo como se le puede llamar aberrante a que una pareja que se ama y anhela tener hijos pueda intentar esta técnica y como a otra que recién se conoce en un bar y se juntan y producen un embarazo se le pueda considerar acto amor claro que el bebe no tiene la culpa pero es tan digno como el que nace por técnicas de reproducción asistida, es correcto que hay que legislar el tema de los embriones que no se transfieran en el 1er intento.. en mi opinión se debería buscar la implantación de todos los que ya han podido evolucionar..que no es como usted indica 15. Su comentario es muy hiriente proveniente de alguien que nunca ha pasado esa situación y no tiene la sensibilidad suficiente para entender lo que siente el resto y se siente superior o muy bueno.. cuando el primer pecado es la soberbia..

diana diaz vazquez dijo...

Buenas noches Senhor Losada.

La verdad es que no sabía si responder a este artículo o no, todo el mundo tiene derecho a dar su opinión, pero al realizarlo a través de este medio puede que otras personas lo lean y llegen a conclusiones irreales por falta de información o a partir de hipótesis no correctas.

Basemonos en los hechos:
la dificultad para "la concepción" puede tener muchas causas "etiologías" entre ellas y por poner un ejemplo que pueda usted entender: que el espermatozoide no pueda penetra en el óvulo; la ciencia ha desarrollado técnicas que introducen el espermatozoide en el óvulo, con lo cual se puede solucionar este problema.
En medicina se puede ayudar a que un órgano funcione como lo haría de forma natural.... solucionando obstruciones "litiasis" como piedras en la vesicula.... tratamientos sustitutorios como la insulina en diabéticos (páncreas).... transfusiones de sangre (traumatismos, enf. hematológicas, grandes cirugías) etc.... Todo ello para que nuestro organismo funcione como debiera...esto incluye el aparato reproductor, quizas algunas terapias al ser a nivel microscópico sean dificiles de comprender y asimilar pero no distan mucho de otras técnicas.

Creo que la naturaleza a veces realiza una selección de lo mas cruel con algunas personas y tratar de ayudarlas con terápias génicas es un avance en cualquier caso.
Le recomiendo leer mucho sobre biología, genética, embriología, también teoría de la selección natural (puede que le sorprenda) y despues argumentar con conocimiento,

Todo esto dicho con todo mi respeto... Pero si escribe en un blog está expuesto a críticas... NO HAY NADA PEOR QUE LA ARROGANCIA DE LA IGNORANCIA... Buenas noches.

Un medicó con muchas guardias a sus espaldas.

Agustín Losada dijo...

Estimada Dra. Díaz

Me atribuye usted una ignorancia y se arroga el derecho a darme lecciones con la misma arrogancia que usted me supone y critica, en algo que no tiene razón. No se preocupe, que no me molestan las críticas. Al contrario, las agradezco cuando contribuyen a que la verdad resplandezca. No huyo de la discusión. Además, al menos lo hace usted con respeto, cosa que es de agradecer.

Estoy de acuerdo con usted en que el ser humano puede (y debe) utilizar su inteligencia para mejorar su salud. Sería absurdo disponer de tratamientos terapéuticos, de medicina regenerativa, de terapias génicas, de medicamentos biotecnológicos... y no utilizarlos por un absurdo "respeto a la naturaleza". Pero en este artículo no se habla de eso. No hablamos de curar a nadie, sino de generar una vida humana de forma artificial, a capricho de un tercero. Aquí de lo que hablamos es de si es lícito al ser humano generar artificialmente a otro. Hablamos de la valoración moral del hecho de remplazar la selección natural, que nos iguala a todos, y arrogarse el poder de escoger quién y cuándo tiene derecho a venir a este mundo. Hacerlo provoca situaciones absurdas e injustas como la reflejada en esta entrada. Desde un punto de vista estrictamente antropológico, un ser humano así engendrado está en inferioridad de condiciones respecto a otro nacido de forma "natural". Y esa inferioridad ontológica va en contra de la igualdad de todos los seres humanos, de nuestra dignidad como personas. Un hijo, una persona, no es algo a lo que yo como padre tenga derecho. Su vida tiene valor per se, y yo no puedo violentarla, ni para acabar con ella ni para iniciarla de forma artificial.

Finalmente, y ya que lo menciona usted en su comentario, el hecho de que lleve usted muchas guardias a sus espaldas no añade ni quita un ápice de valor científico a su comentario. El cual, por cierto, es una simple reflexión que equivoca sus fundamentos.

No borro su comentario (no lo hago con nadie, excepto con los que sueltan exabruptos) para que quede constancia de su error y así los lectores puedan juzgar

Agustín Losada dijo...

Estimado anónimo del 28 de abril

Disculpe mi tardanza en responder.

Estamos de acuerdo en que la vida humana merece la pena ser defendida. Discrepo con usted en cómo se genera esa vida. No vale cualquier método. Mi opinión es que todo lo que pueda hacer la ciencia para corregir desórdenes físicos y facilitar de ese modo la fecundación de forma natural, es perfectamente respetuoso con la dignidad del ser humano que va a ser concebido. Por el contrario, manipular los gametos y generar vida de forma artificial, al modo como se hace con los animales de granja, me parece no guarda en absoluto el respeto debido a la dignidad del ser humano así concebido.

Anónimo dijo...

Buenos días,

Soy María,probablemente (que igual me equivoco) su concepto de dignidad esté muy lejano a lo que yo considero dignidad. Al final esa palabra tiene gran componente de subjetividad.

Esto que usted llama vida artificial se genera uniendo fuera del útero los dos gametos masculinos y femeninos. No es que se manipule ninguno de los gametos para que a modo "caballito de mar" un único gameto genere vida. No, se cogen dos gametos y se unen fuera. Hay varios sistemas, la FIV normal o por microinyección. Luego se espera para ver cómo se divide y qué embriones pueden prosperar. De forma natural esto en cierta medida también ocurre.

Eso tan artificial es una fecundación fuera del cuerpo humano, que por supuesto no es natural, negarlo sería absurdo... No se hace por placer ni por traer al mundo a seres manipulados, ni los niños más guapos, se hace porque hay alguna disfunción, a veces conocida y a veces no, que impide que se produzca un embarazo, y se cogen los que parece que pueden prosperar. A veces una enfermedad con nombre, a veces problemas hormonales, otros genéticos, y otros a pesar de muchas pruebas no se llegan a conocer, lo cierto es que la ciencia hoy por hoy ayuda a que ambos gametos se encuentren.

Esos embriones si no se implantan no llegaran a ser un bebé, no llegará a haber un corazón latiendo, ni una persona. Muchos embriones a veces se convierten en huevos hueros que no tienen ni embrión al final. La implantación embrionaria forma parte indispensable de la creación de vida, y en esa implantación lo único que se puede hacer es lo mismo que en la forma "natural" de crear vida, cruzar los dedos y esperar. Para usted, probablemente sea su Dios quien decida si el embarazo se lleva a cabo, para mi la naturaleza.

Para más fuerza al argumento, dentro del cuerpo femenino, tanto de forma natural como "artificial" puede haber un embrión ya dividido, pero hasta que no se produzca la implantación y pasen unos días, ni la embarazada por medios naturales, ni la embarazada por un proceso de fecundación invitro sería positiva para un test de embarazo. Dentro hay un embrión con unas poquitas células que tiene que seguir dividiéndose y sobre todo agarrarse al útero y allí no está la ciencia.

Usted se agarra constantemente a que este sistema es "Indigno" (muy fuerte me parece el término) porque se seleccionan embriones, porque se discrimina (la naturaleza discrimina, y su Dios si es que existe si miro la vida de los que me rodean, veo que también tiende a la discriminación). Luego ¿Si de cada tratamiento se fecundara un solo óvulo, o dos y ninguno se congelara, le parecería lícito? Porque hay algo que me dice que tampoco. Que considera que ayudar a crear vida es algo supremo, porque poner un marcapasos, parece no importarle,u otras ayudas médicas que salvan vidas.

Dado que usted está muy sensibilizado con los embriones de pocas células de vida y su discriminación, le recuerdo que estos sistemas también salvan vidas. Vidas de muchas parejas sometidas a la frustración, desánimo y tristeza, por ejemplo, por haber tenido muchos abortos de repetición. Muchos embriones que fecundaron y por fragmentación, por problemas de trombofilias, por temas genéticos nunca llegaban los embarazo a término, y morían los embriones y con ellos un cachito de sus padres. Gracias a las técnicas reproductivas también se han podido llevar adelante embarazos que antes eran imposibles. También se salvan vidas...

Así que mire en su interior y vea realmente porque no le gusta esta técnica. Si es por creencias religiosas, le puedo entender aunque no lo comparta en absoluto. Pero argumentos del tipo "la medicina para salvar vidas si, la medicina para sustituir órganos vitales también pero para ayudar a la paternidad y maternidad es indigna" no cuela y suena bastante poco coherente.

Un saludo,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...