27 de julio de 2010

Una vela a Dios y otra al diablo


Me parece mal, pero no lo prohibiría. Esto es, más o menos, lo que ha dicho Manuel Fraga sobre el aborto. El fundador del Partido Popular ha pronunciado una conferencia en el Fórum Europa Tribuna Galicia ayer, 26 de julio, en Santiago de Compostela, en la que habló sobre la relevancia de Santiago como patrono de España en los tiempos que corren. Al acabar la conferencia comenzó un interesante turno de preguntas de los asistentes. Con motivo de los valores religiosos y patrióticos asociados a la figura de Santiago, a los que se había referido en su conferencia, alguien le preguntó sobre si el Partido popular derogaría las leyes del aborto o del matrimonio homosexual en el caso de llegar al poder, o si pensaba que sería peor el remedio que la enfermedad (sic). Hago un paréntesis para manifestar mi extrañeza porque se liguen estos temas con creencias religiosas. El aborto es un asesinato, y está mal hacerlo. Lo cual no es impedimento para que la Iglesia, además, lo considere un pecado muy grave, castigado incluso con excomunión. Pero no es malo porque lo diga la Iglesia, sino porque consiste en matar a un ser humano. El matrimonio homosexual es contrario a la naturaleza y corrompe los valores que deben conformar una sociedad. Por eso es malo, no porque lo diga la Iglesia (que también). Cierro paréntesis.
Respondiendo a la pregunta sobre la ley del aborto contestó que nos hemos pasado de "modernos", en el mal sentido de la palabra, y que él no la habría autorizado. Fraga dijo literalmente: "El aborto de la señora Aído no es posible conjugarlo con nada que sea el respeto a la vida. Es un método de evitación de nacimientos y me parece que es una grosería política, jurídica y sobre todo moral insoportable". Valiente y rotunda afirmación de alguien que parece mantener lúcida la mente, a pesar de los muchos años.
Sin embargo, a renglón seguido, para mi sorpresa, pasó a afirmar que tampoco es partidario de derogarla, sino de hacer un estudio de la misma para que no se pueda abusar de ella... Y lo mismo dijo de la ley que regula en España el "matrimonio"  homosexual. Es decir, que como el aborto es algo horrible, no compatible con el derecho a la vida, lo que hay que hacer es evitar que se abuse del aborto. Para que quede claro, para Fraga es aceptable que no se respete a la vida, pero sin abusar, vamos.
Lo pueden ver en este video, en el minuto 22:40


Será que para Fraga el "remedio" (derogar la ley del aborto y adoptar políticas que favorezcan la vida humana) debe ser peor que la "enfermedad" (aceptar una ley que no respeta a la vida y es una grosería política, jurídica y sobre todo moral insoportable). Pues nada, solo queda esperar que la opinión de Fraga no sea la del PP, porque si no, apañados estamos.
Share
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...