8 de abril de 2010

Haciendo cuentas: costes y beneficios de invertir en planificación familiar y en salud materna y neonatal

Este es el título de un informe de la ONU financiado y redactado por el Guttmacher Institute (rama de la International Planned Parenthood Foundation de la que les hablaba ayer) junto con el Fondo de Población de la ONU, que se publicó en diciembre del año 2009. En él se dicen lindezas como la siguiente:
¿Cuánto costaría cubrir por completo las necesidades de planificación familiar y de servicios de salud materna y neonatal en los países en desarrollo?
■ Cubrir la necesidad insatisfecha de métodos modernos de planificación familiar costaría $3,600 millones (en dólares de EE.UU. de 2008), además de los $3,100 millones que se gastan para atender a los usuarios actuales de métodos modernos—o sea un total de $6,700 millones por año.
■ Proporcionar a todas las mujeres embarazadas y a sus recién nacidos los estándares recomendados de atención materna y neonatal aumentaría el gasto actual de $8,700 millones a $17,900 millones; esto, asumiendo que se cubre la necesidad insatisfecha de anticonceptivos efectivos. Por su parte, la reducción de embarazos no planeados resultante de cubrir la necesidad de planificación familiar ahorraría $5,100 millones que, de otra forma, serían necesarios para brindar la atención recomendada a mujeres embarazadas y recién nacidos.
■ El costo total de invertir simultáneamente en planificación familiar moderna y en servicios de salud materna y neonatal para satisfacer las necesidades existentes sería de $24,600 millones, lo que representa un aumento de $12,800 millones por año. Si bien esto es un poco más del doble del gasto actual en estos servicios en el mundo en desarrollo, el total representa solamente $4.50 per cápita.
Si están interesados, pueden ver el resumen ejecutivo del informe en español aquí, y la versión íntegra en inglés aquí. Como pueden ver, según este informe, las naciones deberían duplicar las inversiones destinadas a la planificación familiar y al aborto en los países pobres. De esta manera se reduciría notablemente el índice de mortalidad materno-infantil y se daría solución a una gran cantidad de males sociales.

Es de cajón: La forma de acabar con la pobreza en el mundo es evitando que nazcan más pobres. Los que hay, es complicado matarlos. Pero al menos podemos evitar su proliferación. Si hubiera menos pobres no tendríamos que gastar tanto dinero en ayudarles. Dispondríamos de más recursos para nuestro disfrute, y por tanto seríamos más felices. No sé cómo no se le había ocurrido a nadie antes. Bueno, a alguno sí se le ocurrió ya. Eugenésicos ha habido en todas las épocas. ¿Les suena a ustedes el nombre de Hitler?

El informe Haciendo Cuentas se lleva publicando desde el año 2003, pero ahora ha sido la primera vez que se escudan en el tema de la salud materno-infantil para justificar la necesidad de invertir más fondos en anticoncepción y aborto a nivel mundial. Aldous Huxley en versión moderna.
Share

2 comentarios:

maria dijo...

"La forma de acabar con la pobreza en el mundo es evitando que nazcan más pobres. Los que hay, es complicado matarlos. Pero al menos podemos evitar su proliferación "

Claro, pues un pobre es altamente probable que tenga un hijo pobre y sea un costo para el aparato del estado, vía subsidios de salud, vivienda, etc..., y el cículo de ña pobreza se va abreindo a las nuevas generaciones de esos progenitores pobres ....

Pero el discurso creo que se viene "añejando", pues se ha descubierto que la pobreza genera grandes recursos y oportunidades empresariales: hay bancos para gente pobre ( ya lo vemos con el Banco de los pobres en India con Muhammad Yunus , pues son más y mejores pagadores, y de acuerdo a la prima por riesgo se les cobra más intereses). Además existe la creación de fundaciones y empresas encaminandas a eliminar la pobreza; y para no alargarme más, como el voto es universal, los discursos políticos van encaminados a ellos en su mayoría, pues ellos son lo que terminan eligiendo a las autoridades.

Quiénes pagan más impuestos : los pobres no sólo por el hecho de ser mayoría, sino que por los impuestos en Chile a las compras que afectan tanto a ricos como a pobres por igual ( tasa 19%) , en proporción a lo ingresado, son ellos quienes pagan más pues no tiene capacidad de ahorro : gastan todo en consumo .

Quizás generando un nuevo discurso encaminado a un revolucionario enfoque en el cual demostrar que la riqueza es en realidad generada por la pobreza ( y es creo que es así pues son más pobres que ricos en el mundo) no sólo en término éticos , podamos frenar la barbarie de los abortos y freno a la reproducción.

Agustín Losada dijo...

Interesante comentario, María. En verdad, la riqueza del mundo se sustenta, en general, sobre el trabajo de los pobres. Y el declive demográfico es el mayor riesgo para la estabilidad de nuestro estado de bienestar. Por esa vía se puede entender el desastre ecológico que supone que en España falten más de 1.200.000 personas, que deberían estar entre nosotros, pero fueron abortados en estos últimos 25 años. Nuestra economía no estaría sufriendo tanto si tuviéramos entre nosotros a todos esos consumidores / trabajadores.
Obviamente, esta no es la razón fundamental para oponerse al aborto, pero es un argumento más, que ayuda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...