12 de enero de 2010

Lo que ha dicho el Arzobispo de Granada sobre el aborto


Mons. Martínez, Arzobispo de Granada, ha pronunciado una homilía el pasado 20 de diciembre en la catedral de Granada en la que afirmó que el aborto "da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella". Sus palabras han provocado un escándalo entre los progres que buscan cualquier excusa para atacar a la Iglesia, los cuales no han dudado en rasgarse las vestiduras. Acusan al Obispo de justificar la violación de las mujeres. Dejando de lado el aspecto anti-eclesial de la protesta, que no es el objeto de discusión en esta entrada del blog, les pido que vean el video y valoren ustedes las palabras de Mons Martínez. En concreto, se encuentran a partir del minuto 2.
He pasado por algunos blogs de personas indignadas con esta homilía y que pretenden que la justicia actúe contra el Arzobispo de Granada (según ellos, por hacer apología de la violación). Confieso que he tenido que darme de alta momentáneamente en dichos foros para poder escribir ahí y tratar de explicarles que lo que proponen es una majadería sin pies ni cabeza. Al hacerlo, también a mí me han acusado de defender violaciones a niñas y mujeres y de hacer apología a la violencia machista. Tras comprobar que resulta imposible convencerles de nada, porque se aferran a sus lugares comunes, les copio el último mensaje que he dejado como resumen de mi posición en uno de estos foros. Lo hago porque creo que es injusto el ataque que sufre el Arzobispo por una reflexión absolutamente cierta y coherente, y porque con estas palabras me posiciono en el asunto.

"Afirmo, en primer lugar, que el aborto es un asesinato de un ser humano, y como tal, me parece absolutamente repugnante. Porque creo que la vida de todas las personas, independientemente de su estado de desarrollo, salud, sexo o riqueza es igualmente valiosa y digna de respeto. Por eso me opongo radicalmente al aborto. Afirmo, además, que cuando la sociedad considera al aborto una parte de la salud sexual y reproductiva de la mujer, lo está considerando una solución ante un embarazo no deseado. Y por tanto, deja el problema en manos de la mujer, que es quien debe decidir si continúa o no con su embarazo. El hombre no tiene ninguna responsabilidad en la decisión del aborto. Por eso, estoy de acuerdo con el arzobispo: La posibilidad de abortar da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia del aborto se la traga ella EN EXCLUSIVA. El hecho de que el aborto sea visto como una solución aceptable ante un embarazo no deseado favorece que los hombres tengan relaciones sexuales con menos precauciones y con un mínimo sentido de la responsabilidad ante las consecuencias, porque saben que si hay un embarazo se puede solucionar con un aborto. En consecuencia, las relaciones sexuales así entendidas tienden a derivar en un uso de la mujer por parte del hombre, lo cual también me parece lamentable. No digo que la mujer tenga relaciones forzada. Digo que cuando hay un embarazo, el problema le cae EXCLUSIVAMENTE a la mujer. Y eso no me parece justo.
Todo lo que acabo de decir no es hacer apología de la violencia ni de la violación. Es afirmar una realidad que se hace evidente al que no cierra los ojos para no querer verla."
Share
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...