2 de diciembre de 2010

¿Sirve la sangre de cordón para trasplante autólogo?


En 2005 E.M., una niña de cuatro años que sufría una leucemia linfoblástica aguda y cuya esperanza de vida era de tres meses, recibió un trasplante de células madre de su propio cordón umbilical (lo que se conoce técnicamente como trasplante autólogo). Un tratamiento inédito en el mundo, debido a que se pensaba que las células del mismo paciente no eran efectivas en la lucha contra el cáncer al contener el mismo defecto genético que lo causaba.

Las leucemias representan un cuarto de todos los tipos de cáncer que afectan a personas menores de 15 años y, de ellas, el 60% son de este tipo agudo. La leucemia linfoblástica infantil en concreto es un tipo de cáncer de la médula ósea que se caracteriza porque esta última fabrica células anormales malignas con capacidad de proliferación infinita, lo cual se traduce en una falta de espacio medular para el crecimiento del resto de células normales (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas), con las consecuencias derivadas de ello, como una mayor propensión a tener infecciones, cansancio y sangrado.

Dos años después del tratamiento, el equipo de médicos que la trató publicó en la revista especializada Pediatrics los resultados del procedimiento: Transcurridos 20 meses desde el trasplante no había rastro de células cancerígenas en su cuerpo. Una mejoría que se mantiene hasta ahora, seis años más tarde. Se trata de una remisión completa prolongada de la enfermedad. Aunque los resultados son muy esperanzadores, y a pesar de las noticias tan entusiastas que los médicos de la niña han circulado profusamente, afirmando que la niña está definitivamente curada, por desgracia, todavía no se puede afirmar tal cosa, ya que, aunque no es lo más habitual, hay pacientes con recaídas a los 10 años del trasplante.

Sin embargo, lo que sí es muy relevante en este caso es el hecho de que E.M. es la primera paciente de leucemia del mundo tratada con un trasplante autólogo de células madre de sangre de cordón. Hay algunos tipos de leucemias que ya se han tratado y curado con trasplante autólogo. En particular las leucemias consideradas de “bajo riesgo”. Ahora sabemos que la sangre de cordón umbilical también puede ser utilizada para trasplante autólogo, lo cual abre la puerta a un nuevo tratamiento contra este mal.

La particularidad de este trasplante es que se hizo con células del propio paciente de SCU, mientras que la mayoría de los casos se realiza con células madre donadas por terceros. En un 20% de los procedimientos, las células pertenecen a la médula ósea de hermanos del enfermo, mientras que en el restante 80% se usan células madre de otras personas. En muchos casos se debe a que la indicación es el trasplante alogénico. Pero en otros, la razón es simplemente que el enfermo no dispone de una unidad de sangre de cordón propia, porque no se conservó en el momento de su nacimiento. Según vaya creciendo el número de depósitos en bancos privados seguramente veremos crecer el uso de estas aplicaciones.

El mayor beneficio de usar células propias es que no hay posibilidad de rechazo. Sin embargo, usarlas tiene también una desventaja. Cuando se hace un trasplante con sangre de otra persona, parte del proceso consiste en que el sistema inmune del donante ataca las células malignas del enfermo, lo que no ocurre con las propias células. En este caso la indicación era un trasplante alogénico, debido a las recaídas que había sufrido. Por fortuna, no siempre se cumplen las estadísticas, y el trasplante autólogo ha demostrado funcionar hasta ahora. De allí que el caso de E.M. sea tan especial y llame la atención de la comunidad médica.

La niña comenzó a presentar grandes hematomas y un agrandamiento anormal del bazo cuando tenía 3 años. Los análisis sanguíneos y medulares revelaron que sufría leucemia. Pese a que fue sometida a quimioterapia, sufrió dos recaídas y las células cancerosas estaban alcanzando su cerebro. Sus padres habían guardado su cordón umbilical cuando nació, sin pensar que gracias a eso le salvarían la vida. Afortunadamente, desatendieron a los que, movidos en muchos casos por extraños prejuicios, desaconsejan el depósito privado de la sangre de cordón afirmando que existen muchas limitaciones para su uso autólogo. Algunos deberían calibrar su responsabilidad en la desinformación que producen en el ciudadano, al lanzar mensajes confusos sobre la escasa o nula utilidad del depósito privado de la sangre de cordón.
 
Share

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En este sitio pueden encontrar mas información sobre los trasplantes autologos de sangre de cordón umbilical.
Pueden enlazarce al sitio del blog de Cryo-Cell de México.

Agustín Losada dijo...

No voy a borrar el descarado comentario-publicidad de Cryo-Cell de México, pero no admitiré ninguno más. Esta empresa no habla nada de los trasplantes aútólogos de sangre de cordón en su página web, que es eminentemente comercial. Sólo trata de tocar la fibra sensible de los padres, de una manera que no considero ética. En cualquier caso, no seré yo quien le quite importancia al trasplante autólogo de sangre de cordón. Aún con la salvedad de que hasta la fecha se cuentan con los dedos de una mano los que se han realizado (para tratar enfermedades de tipo hematológico), y sobran dedos. No porque no se pueda, sino, en la mayoría de los casos, porque a los enfermos no se les conservó su sangre de cordón al nacer. No tienen siquiera la opción de usarla.
Cuando se conservan las células madre de la sangre de cordón de un hijo en un banco familiar (privado) se hace para mantener todas las opciones abiertas para ese niño.

Estoy más que legitimado para hacer publicidad de lo que considero que es mejor en mi blog, pero no lo hago. Ruego a mis lectores que no pretendan hacerlo ellos.

SANTI dijo...

"Un hombre cae desde una altura de 10 metros y no se hace un solo rasguño. Algunos deberian revisar sus argumentos sobre si el hombre es puede volara o no"
Ahora en serio, y sin ánimo de polémica, si tan seguros están de lo que dicen y de que este hecho no es más que una excepción lo que deberiamos hacer es promover que se guardaran públicamente todos los cordones. Si hay pasta para intentar organizar un mundial de futbol o unas olimpiadas, con un interés general al menos dudoso, no deberiamos escatimar esfuerzos en la salud.
Otra opción es que, siguiendo dentro de mis recomendación y mostrando la solidaridad que debe haber siempre en toda sociedad, es que VIDACORD se convierta en una fundación o una O.N.G.
Sería declarada de utilidad pública, se financiaria con subvenciones públicas, convenios con empresas y a través de cuotas de socios y donaciones.
Le aseguro, y no es irónico, que contarian conmigo como socio y con mis donaciones periódicas.
Mientras tanto, lo único que veo es publicidad engañosa y medias verdades.
Un saludo.

Agustín Losada dijo...

Don Santi:
Sea usted bienvenido a mi blog de nuevo. Veo que no pierde usted oportunidad de defender la donación pública de la sangre de cordón. Le felicito por ello. Se trata de un aspecto en el que coincidimos. En lo que discrepamos es en que yo no creo que sea razonable conservar a costa de la sanidad pública todos los cordones de todos los niños que nacen en españa. Es una cuestión de prioridades y de eficiencia en la asignación de los recursos públicos.
Para su tranquilidad, los bancos privados que operan en España como bancos de tejidos autorizados tienen obligación por ley (RD 1301/2006) de ser entidades sin ánimo de lucro. Como es el caso de la empresa que usted cita, que por cierto, es la única que lleva ya casi 400 unidades incorporadas al REDMO, conforme a la ley. Y se financia con lo que pagan las familias, no con dinero público. Sigue usted empeñado en ver fantasmas donde no los hay.

SANTI dijo...

Gracias por su felicitación.
Mi opinión es que si de verdad en algún momento se demuestra verdaderamente lo que ustedes dice,
no deberían pagar las familias,de forma directa me refiero, convirtiendolo en negocio, si no ser un servicio público.
Y creame que los pocos fantasmas que veo existen.
Gracias otra vez y un saludo.

Luna (قمر) dijo...

Mi opinión sobre la sanidad pública es que aunque veo imposible el esfuerzo económico de mantener gratuitamente el cordón de todos los niños que nacen, sí que me parecería razonable que hubiera más ayudas, dependiendo de la renta. Igual que la ayuda de los 2.500 euros para todos me parece una grave discriminación hacia los que tienen menos, el que pueda pagarse este tipo de tratamientos, me parece justo que lo haga, y que la sanidad pública también pueda contribuir en dar oportunidades a los niños que nacen de familias humildes... Aunque es posible que haya muchas otras prioridades para esas familias en estos momentos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...