16 de septiembre de 2010

Video impactante

Este vídeo no contiene imágenes escabrosas, pero no deja indiferente a nadie. A veces hay que entender la realidad, sin camuflarla tras eufemismos. No hablamos de "interrumpir" el embarazo, sino de acabar con una vida humana. Con métodos que pondrían los pelos de punta a Jack el Destripador.


La única razón por la que se puede justificar un aborto es porque no se es consciente de que se está acabando con la vida de un ser humano. Para muchos, es sólo un conjunto de células. Para algunos pocos iletrados, un ser vivo, pero no un ser humano. La realidad es que el cigoto es el punto de comienzo de la vida humana. Y el aborto supone su destrucción, en cualquiera que sea el momento en que se practique, y con cualquiera que sea el método que se utilice para eliminarlo.
No es de extrañar que se empiece a pedir que se apliquen métodos anestésicos en el feto antes de despedazarlo. La doctora Natalia López Moratalla, experta en Bioética, asegura que no hay suficientes datos para demostrar que estas criaturas sufran cuando se practica un aborto, pero hay indicios claros de que sí. Pueden ver la noticia aquí. Por ello, califica como cuestión humanitaria que los médicos anestesien a los fetos en previsión de que sientan dolor antes de una interrupción voluntaria del embarazo. Que tengan al menos las mismas consideraciones que los condenados a muerte antes de su ejecución. No estamos a  favor de la pena de muerte ni del aborto. Pero si hay alguien que lo practique, al menos que se tengan unas consideraciones mínimas con los ajusticiados. Me parece que puede ser una buena estrategia para abrir los ojos a los que, engañados por la propaganda, siguen viendo en el aborto un método más de planificación familiar.
Que una sociedad vea este atentado tan grave a la dignidad humana como algo normal es un signo evidente de decadencia moral.
Share
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...