11 de agosto de 2010

Aprobado el primer ensayo con células madre embrionarias

Aunque muchos han cacareado la supuesta utilidad de las células madre procedentes de embriones, la realidad es que no existe hasta ahora ni un solo ensayo clínico aprobado con ellas. No solo por los problemas éticos que plantean. En efecto, para utilizar células madre embrionarias es necesario primero destruir un embrión humano, para utilizar sus células como remedio para otra persona: Una vida a cambio de otra u otras... El otro problema que plantean es que las células madre embrionarias tienen una enorme capacidad regenerativa, pues son el origen de muchas líneas celulares. Pero esa misma plasticidad supone su gran riesgo, pues por la misma razón se dividen sin control y terminan generando tumores.
En enero del 2009 la agencia del medicamento americana autorizó un ensayo clínico (fase I) con embriones humanos a la empresa americana de biotecnología Geron. Sin embargo, pocos meses después revocó el permiso al observar que en algunos de los animales aparecían quistes benignos en la zona donde se inyectaron las células embrionarias.
El estudio es muy atractivo, pues consiste en ensayar si es posible la reconstrucción medular de pacientes mediante la inyección de células madre embrionarias que pudieran revertir los daños del sistema nervioso. La compañía probará la inyección celular en pacientes con lesiones medulares completas al nivel de las vértebras T3 a T10 entre siete y 14 días después de que se produzca el daño. Y aunque el objetivo fundamental es confirmar que la terapia no es peligrosa (por la temida proliferación de tumores), los investigadores no descartan que se pueda observar alguna mejoría en el control neuromuscular o en las sensaciones de las extremidades inferiores. Si resultara exitosa, esta terapia podría recuperar a los parpléjicos, ofreciéndoles de nuevo la posibilidad de andar y recuperar la independencia. ¿No sería maravilloso? Después de revisar nuevos estudios que demuestran su seguridad, el ensayo ha recibido de nuevo la luz verde de la FDA.

La importancia de este ensayo radica en que es el primero en el mundo con células madre embrionarias. Aunque se habían hecho experimentos con ellas en laboratorio, nunca hasta ahora se habían utilizado células madre embrionarias como terapia celular en seres humanos. La linea ya se ha cruzado... Y con las bendiciones de la autoridad competente. A partir de ahora podremos legalmente matar a unos seres humanos para dar la posibilidad de recuperar la movilidad a otros. Esto ya lo hicieron los nazis, y el mundo se horrorizó. Ahora lo aceptamos, porque las víctimas no son judíos, sino seres humanos en estado embrionario, incapaces de defenderse. Algunos de ellos, sobrantes de técnicas de FIV, no tendrían ninguna posibilidad de llegar a nacer, por lo que se considera que así, al menos, son de utilidad a otras personas... Esta es la sociedad que estamos creando.
Share
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...