12 de marzo de 2010

Razones para justificar el aborto

ACTUALIZADO 14/03: El aborto se produjo, finalmente, la madrugada del pasado jueves. El feto nació vivo y sufrió tres terribles horas de agonía fuera del vientre materno antes de fallecer.


En Argentina se ha producido un pequeño escándalo porque a una niña de 15 años, embarazada de su padre, que la violó, el comité de bioética del Hospital Regional de Chubut, donde pedía que se le practicara un aborto, se lo denegó. La madre de la niña acudió a los tribunales, quienes han dado finalmente la autorización para que se realice el aborto. Ahora están buscando a toda prisa dónde realizar el aborto, porque la madre no se fía del hospital que lo negó inicialmente. Debe pensar que los médicos, en represalia, la dejarán morir desangrada o algo así. Tal vez la madre cree que los médicos que están a favor de la vida del feto están en contra de la de la madre adolescente, y que con el mismo afán que defienden la vida de este serán descuidados para atender la salud de aquella.

Al margen de la controversia por este detalle nimio, traigo hoy este tema a colación porque es significativo de la esquizofrenia en que está nuestra sociedad. Al niño, concebido de forma tan cruel, no se le reconoce el derecho a vivir. Al ser un caso extremo, muchos podrán argumentar razones abundantes que lo justifiquen: El niño nacerá, seguro, con problemas genéticos derivados de la consanguineidad, es un drama para la madre adolescente tener un hijo que a la vez es su hermano… pero ¿qué culpa tiene el hijo? ¿Acaso alguno de nosotros elige la época histórica donde prefiere nacer? ¿O la familia? ¿O la nacionalidad? En absoluto. Todos nacemos producto de un maravilloso azar (para los creyentes, del designio divino, que es más razonable) que nos proporciona un país, una cultura, una época histórica, un cuerpo determinado… Todos tenemos exactamente la misma dignidad, que nos hace a cada uno único e irrepetible. Nadie tiene derecho a usar a otra persona para su propio provecho ni a decidir qué vida humana tiene derecho a ser vivida… Todo esto cede, en el caso que nos ocupa, a los intereses de la madre embarazada, porque todos cierran los ojos al hecho incontestable de que de lo que se habla no es de un conjunto de células, sino de un ser humano. Herido en su dignidad aún antes de nacer. Pero al que se le quiere quitar incluso su dignidad pisoteada, al dejarle sin derecho siquiera a vivir. Por eso se quiere proceder con el aborto cuanto antes, para que no le de tiempo a crecer más. Que ya está de 19 semanas…

Por desgracia, ayer mismo saltó a la luz otro caso prácticamente idéntico: Otra chica de la misma zona, también violada, en este caso por su padrastro, y embarazada de 20 semanas… Habida cuenta del precedente, se temía que el comité bioético del hospital volviera a fallar en contra. No fue así, En este caso se tuvo la precaución de nombrar un comité ad hoc, que dictaminó a favor del aborto. El susodicho comité estaba formado por cinco profesionales de la salud. A saber: Dos psicólogos (mujeres), dos pediatras (una mujer y un varón) y una ginecólogo. Ninguno de sus integrantes había tenido nada que ver con el caso anterior. Dado que es un feto en avanzado estado de gestación, lo que se hará también en este caso es provocar un parto prematuro, dejando después morir al recién nacido. Todo muy humano…

El próximo martes les prometo profundizar más en este tema en mi artículo semanal en Religión en Libertad.
Share
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...