5 de mayo de 2011

Familias monomarentales

Es la última de las tonterías a las que nos somete este gobierno inspirado por los principios de la ideología de género. Llevados de una obsesión por la discriminación positiva de las mujeres, ahora lo moderno es distinguir a las familias monoparentales de las monomarentales.

El BOE, al explicar que son las familias monomarentales las que tienen derecho a ciertas ayudas de fomento del empleo femenino, las define así: 
"Se considerará familia monomarental la formada por una mujer que tenga a su cuidado menores de 21 años o mayores con discapacidad que no obtengan ingresos de cualquier naturaleza superiores al 75 % del Salario Mínimo Interprofesional vigente en el momento de publicación de esta Resolución."
Porque hemos llegado a un punto en el que se hace necesario distinguir cuándo estamos hablando de familias en las que la progenitora es una mujer soltera o aquellas otras en las que lo es solo el hombre. Las primeras, cuando se trata de una madre soltera, lo son por propia decisión, gracias a las técnicas de fecundación artificial, normalmente sin padre conocido, o también porque no hay más remedio, cuando el padre se desentiende de las consecuencias de su relación. Las segundas, las de padre soltero, sólo pueden llegar a serlo por FIV y alquiler de un útero (con la mujer que lo contiene) durante nueve meses para llevar adelante la gestación y luego entregar el bebé al padre que desea ser padre soltero. Para estas últimas familias reservan el nombre de "monoparental". Se conoce que piensan nuestros legisladores, tan modernos ellos, que por aquello de que la palabra contiene la raíz "parental" y no "maternal" debe ser que se refiere solo al padre, y no a la madre.

Sin embargo, la palabra "parental", en realidad, no se relaciona con "padre" (del latín pater), en oposición a la madre, sino con el verbo latino "pario", o sea, parir. Desde esta perspectiva, lo chocante del caso es que la madre biológica, al ser la única que puede parir en esta peculiar guerra de sexos en la que se enfrascan los defensores de la ideología de sexo, es la pariente, por antonomasia. Lo de mariente es una imbecilidad.
Share
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...