3 de mayo de 2010

El negocio de la fecundación artificial (II)

Continúo con el tema del otro día para ampliarles algunos datos.

En la página web del IVI (Instituto Valenciano de Infertilidad), indican lo siguiente:
"Cuando los problemas de la pareja no se solucionan por las vías anteriormente citadas del tratamiento médico o quirúrgico, se recurre a la Reproducción Asistida. Así se denomina genéricamente al conjunto de procedimientos en los que es fundamental la colaboración de un laboratorio de biología de la reproducción muy especializado, donde los óvulos y/o espermatozoides son tratados para mejorar su capacidad fecundante y los embriones obtenidos, cultivados para mejorar su capacidad de implantación".
También están empeñados en conseguir que las mujeres que en edad fértil no pueden tener hijos por cualquier razón (laboral, física, etc.) puedan crear su reserva de óvulos vitrificados, para poder ser madres en el momento que decidan, ya que a partir de los 38 años, la calidad de los mismos para la reproducción disminuye "de forma clara".

Como es lógico, también disponen de un banco de semen, donde la mujer (o la pareja) puede escoger las características fenotípicas del donante, manteniendo, eso sí, el anonimato del mismo que exige la Ley española de Reproducción Humana Asisitida. Todo muy legal.

Para cerrar el ciclo, han creado un baco de células madre de sangre de cordón umbilical (IVIDA), que acaba de cerrar un contrato con la compañía de seguros de salud Sanitas para ofrecer este servicio con su marca propia y con descuentos a sus asegurados en sus hospitales de La Moraleja y La Zarzuela en Madrid.

Pues nada, ya saben un poco más de dónde salen los dineros para todos estos negocios. Que cada quien actúe en consecuencia.
Share
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...