6 de enero de 2010

Proyecto de Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo

Para los que no lo conozcan, adjunto enlace al texto actual del proyecto de Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, tal y como está ahora redactado, a expensas de su trámite en el Senado, donde ahora se encuentra. Lo pueden encontrar en este enlace al mismo de la web del Congreso: http://www.congreso.es/public_oficiales/L9/CONG/BOCG/A/A_041-09.PDF
Si tienen curiosidad, aquí pueden consultar el diario de sesiones del día 17 de diciembre del 2009. A partir de la página 20 pueden leer lo que ocurrió en las Cortes el día en que se aprobó en el Congreso para su tramitación por el Senado.

Quiero destacar la intervención de la diputada Mª Olaia Fernández Dávila, del BNG, el ser humano de esta foto, quien defendió en su intervención esta ley, entre otras razones, por la siguiente: "Incorporando la educación sexual y afectiva al sistema educativo hacemos posible que nuestros jóvenes adquieran un mayor conocimiento sobre sexualidad, de manera que, cuando decidan compartirla, puedan hacerlo con responsabilidad y prevención, evitando así embarazos no deseados. Otra de las ventajas que tiene incorporar la educación sexual y afectiva a nuestro sistema educativo es que tenemos la necesidad de superar una vieja concepción sexual de dominio, superar conceptos de poseedor y poseída; el hombre posee y la mujer se entrega". Esta es la siguiente que se nos viene encima. Para los que decían que la ley del aborto no obliga a nadie a abortar, que vean que a lo que sí obliga es a tener ciertas concepciones de la sexualidad que van a lograr justo lo contrario de lo que persiguen: La reducción de la mujer a un mero objeto de placer para el hombre. En vez de educar a los jóvenes en el respeto y aprecio del don de la sexualidad se está promoviendo una sociedad promiscua, en la que la responsabilidad de contiinuar con el embarazo recae exclusivamente en la mujer. Ella será la que deba recurrir al aborto en el caso de un "embarazo no deseado", como parte de su "salud sexual y reproductiva". Y si pudiendo hacerlo, no lo hace, suya será también la responsabilidad. El hombre, siempre, sale de rositas. Esto es machismo en estado puro. Gracias al aborto, el hombre posee y la mujer se entrega todavía más. Y María Olaia (y Bibiana) sin enterarse.
Share
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...