20 de mayo de 2010

El caso de María Antonia Liébana (II). Cómo ganar adeptos para la causa de la eutanasia

Ayer les presenté el caso de María Antonia Liébana, a quien los doctores (?) Montes y Marín (en la foto) le aplicaron una dosis de sedación terminal para que pusiera fin plácidamente a su vida.

Se trata de un caso en el que el médico del hospital madrileño donde estaba ingresada María Antonia debía tomar una decisión sobre la limitación o no del esfuerzo terapéutico, (para evitar el encarnizamiento) aplicando un cuidado terapéutico considerado básico, ya que se refiere a la alimentación y la hidratación, que no se pueden negar a ninguna persona que lo precise. Por tanto, desde el punto de vista deontológico, en mi opinión el médico obró correctamente, ya que la alimentación y la  hidratación son soporte vital ordinario, y no un encarnizamiento terapéutico. Por mucho que para la familia "mantener al enfermo con medidas de soporte como alimentación por sonda o la hidratación con suero" sea "someterle a un sufrimiento innecesario". La sonda nasogástrica no se le llegó a conectar siquiera, porque la familia lo impidió por la fuerza.

Respecto a la sedación terminal, en sí misma no ofrece conflicto ético alguno. Está indicada para buscar el alivio sintomático del paciente y mejorar su calidad de vida. En mi opinión, en este caso no estaba indicado aplicar un tratamiento de sedación terminal. La paciente estaba en coma, por lo que no sufría (al no tener conciencia). La sedación, por tanto, no era necesaria para evitar el dolor. El médico no puede poner este tratamiento si no existe esa indicación. Hacerlo en caso no indicado no es cuidado paliativo sino intento de provocar una muerte intencionada. Además, la sedación terminal no mata en sí misma. Con una sedación terminal y sin alimento ni bebida, esta mujer podría habría tardado unos días en morir. No deja de ser casual que tenga un accidente cerebrovascular (como indica el parte de defunción) y se muera. Da la sensación de que se aseguraron con la dosis de que muriera pronto para que dejara de vivir en un estado que sus familiares consideraban no digno.

Negarle a una persona un soporte vital básico, como la alimentación por sonda, es éticamente inaceptable. Si además se han aumentado las dosis de morfina y benzodiazepinas para matarla, estaríamos ante un caso de muerte intencionada. Sería preciso hacerle una autopsia para poder comprobar si la causa de defunción es verdadera o está falseada. Es evidente que la mujer tenía antecedentes de accidente cerebrovascular, y que por eso estaba en coma. Los cuidados paliativos exigen mitigar el dolor con analgésicos, aunque ello provoque que disminuya su resistencia y acelere su muerte. Pero en este caso, donde la paciente no tenía dolores y estaba inconsciente, no había en mi opinión ninguna necesidad de usar dosis elevadas. Si se ha hecho, estamos ante un caso evidente de muerte intencionada.

¿Por qué se ha hecho? Probablemente quieran que se les denuncie, para sí llamar la tención y despertar el debate social.  Observando el blog del doctor (?) Marín se puede ver claramente que esa es la intención. Esto es lo que piensa Fernando Marín y escribe en su blog:
Lo importante no era el pronóstico de su proceso, llámese terminal o no, porque era un hecho que jamás volvería a expresarse con lucidez. Tampoco que la profesional no considerara la alimentación hidratación por sonda un tratamiento, sino un cuidado básico, y por ello no prescindible. Tampoco se trata de si la vida está en manos de dios (sic, en minúscula), asunto que pertenece a los valores de cada cual.
Lo fundamental es situarse en el siglo XXI: respetar los derechos del paciente que definen la relación clínica, la biografía de cada persona, dialogar con las familias, explorar juntos las opciones clínicas y decidir cuál es la mejor según los valores y las creencias del paciente, no del profesional
Si se les llega a acusar de muerte intencionada seguro que alegarán que la otra opción era que le mujer muriera deshidratada o desnutrida, y que eso "habría sido inhumano". Y siempre se acogerán a que, ante la ausencia de testamento vital, la familia escogió no utilizar un soporte vital exagerado que habría supuesto en este caso un encarnizamiento terapéutico, puesto que la mujer no tenía perspectiva de curación. Cualquier tratamiento que se le hubiera aplicado habría alargado innecesariamente su agonía. Sin embargo, como he indicado previamente, la alimentación es un cuidado básico. Mientras que la sedación TERMINAL, no lo era. No se buscaba suprimir el dolor, sino provocar la muerte. El caso está servido en los medios.
Share

9 comentarios:

SANTI dijo...

Ya que tanto le gusta hablar de ética, que le parece lo que comenta su jefe, contradiciendole a ustéd por ejemplo:
" La familia guarda la sangre en un banco privado para uso intrafamiliar, pero si voluntariamente quiere, se realizan los análisis de histocompatibilidad (HLA) y comunicamos el resultado a la Fundación Carreras, que es el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo). A partir de ese momento, la unidad sigue siendo propiedad del cliente, pero a su vez, la Fundación observa continuamente las compatibilidades de esa sangre. En el caso de encontrar un paciente en cualquier parte del mundo compatible con esa sangre, se solicita al cliente que le done la muestra. Entonces la familia puede decidir si quiere definitivamente donar la sangre o no."

Agustín Losada dijo...

SANTI:
Cómo le gusta el tema, que lo saca aunque no venga a cuento...
Pero no se preocupe, aunque estemos hablando en esta entrada de eutanasia, le respondo de todas maneras.
Usted se refiere a la entrevista quie le hicieron al presidente y fundador de VidaCord en aragondigital (http://www.aragondigital.es/asp/noticia.asp?notid=72961&secid=9) el pasado día 12 de mayo. En el párrafo que usted cita, Angel responde a la pregunta de "En qué consiste técnicamente el modelo VidaCord". Y responde bien (no me contradice en absoluto): El modelo VidaCord es que los padres puedan escoger libremente si desean donar o no la SCU de sus hijos. Como ocurre con el resto de órganos para donación. Aunque la ley española lo permite, en España no se donan los órganos de los fallecidos de forma obligatoria, sino que se pide el consentimiento a los familiares. O como en el caso de los donantes de médula ósea, que pueden negarse a donar cuando son requeridos para ello. Porque la donación debe ser altruista y voluntaria. En eso consiste el modelo VidaCord, que por desgracia no se puede aplicar en España, porque la ley lo impide: Según el RD 1301/2006 las muestras depositadas en nuestro país deben comunicarse al REDMO obligatoriamente (= donación OBLIGATORIA). Aunque autoriza el depósito en Europa. Por tanto, el modelo no es 100% el de VidaCord, pero se le acerca. Aquel que las quiere para sí, se las lleva a guardar fuera. Y el que está dispuesto a donarlas, manteniendo la propiedad, las deposita en España. Por eso VidaCord, ateniéndose a la legislación, procesa la sangre de cordón en España. Y si la familia lo desea, ofrece llevarla a conservar en sus instalaciones europeas, ya procesada, o guardarla en España, en cuyo caso quedan también a disposición universal, porque se comunica el HLA de la muestra al REDMO. Y la familia firma su aceptación a la donación en el documento de consentimiento informado. Usted lo sabe, porque recientemente ha salido la noticia, que no sé por qué no le gusta, de que hemos empezado a comunicar al REDMO el HLA de las unidades de España. Unidades a disposición de todos, y que no le cuestan un euro a la sanidad pública, porque lo pagan VidaCord y las familias donantes "por obligación".
Si se permitiera proponer el modelo VidaCord, y que las familias pudieran disponer completamente de su muestra de SCU y elegir si donar o no ante una necesidad que se les planteara por el REDMO, estoy seguro de que mucha más gente aceptaría dejarla en España en esas condiciones y habría muchas más muestras disponibles para todos. Porque los españoles somos bastante generosos.
A mí me parece una postura claramente ética y coherente.

Longinos dijo...

Estoy de acuerdo, Agustín. Lo de buscar la denuncia ya se hizo para llamar la atención en 1984, con el fin de aprobar el aborto.

Luego, les bastará con que la "eutanasia" se apruebe en unos cuantos casos aparentemente excepcionales, que ya se encargarán de que no se cumplan las normas. Y al final, uno estará enfermo y un médico especialmente contratado para ello vendrá a solicitarte la autorización para aliviarte definitivamente el sufrimiento, que ya vas siendo una craga demasiado pesada para los tuyos... Es lo que pasa en Bélgica, que no se cumple la ley y, como en el caso del aborto, los casos excepcionales son sólo el principio.

SANTI dijo...

Lo que me gusta es que el se precie de tener ética y valores los tenga de verdad y para todo, y no se permita criticar a los demás.
Y que no manipulen a la gente.
Eso es lo que me gusta.
Aunque por aquí la ética no abunda.

Longinos dijo...

Santi, me parece que tú precisamente no sólo criticas a los demás -lo cual podría ser bueno si tuvieras razón, pero no-, sino que además estás respondiendo a argumentos con ataques "ad hominem". Eso no permite el diálogo.

Pero bueno, es lo que pasa siempre con estos temas. No interesa el diálogo, interesa publicar una noticia panfletaria y demagógica en un diario como El País, donde nadie te puede contestar. Qué fastidio que aquí en Internet cualquiera puede escribir lo que piensa, y encima, dar argumentos...

SANTI dijo...

yo para leer demagogia prefiero venir aqui.
razonar con segun quien, imposible.

maria dijo...

Santi amigo : no te vaya a pasar que de tento leer " demagogia" te conviertas en un "demagogo".
Te faltan sólo una " escala" para pasar de la "i" a la "o" .. quizás leyendo un poco más y discutendo otro poco ...
A pesar de tu crítica un poco artera , te he tomado aprecio
María

SANTI dijo...

Te doy toda la razón María, por lo mismo cuando alguien se dedica a descalificar a personas, instituciones, etc. se expone a que le hagan lo mismo con él, porque opiniones todos tenemos, y nuestros argumentos, pero para defenderlas no hace falta ciertos calificativos.
Creo que eres la única persona por aquí que me has pillado el punto.
Espero no estar equivocado.
Un abrazo.

maria dijo...

Santi, dijiste :"me has pillado el punto" y yo te digo como mamá que es lo 1º que soy , que es posible leer tus " sentimientos " a través de tus palabras
Un abrazo para ti tmb y mucha fuerza

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...